La Bicameral de Seguridad de la Legislatura de Mendoza volvió a constituirse después de dos años y designó a un senador peronista al frente. En su primer día de reunión ya tuvo sus primeros chispazos entre sus miembros por la citación al jefe de Policías, Roberto Munives, y al ministro de Seguridad, Raúl Levrino, a raíz del asesinato de Florencia Romano. El pedido de la oposición no prosperó por no ser parte de los temas del día.

El senador Rafael Moyano fue designado como presidente de la Bicameral de Seguridad, mientras que el diputado José Orts como vicepresidente y el diputado Eduardo Martínez Guerra será el secretario.

Te puede interesar...

Moyano subrayó: “Es una alegría que una Comisión tan importante como esta, pueda quedar hoy en día constituida y que todos podamos empezar a trabajar y principalmente que le podamos dar respuestas a los mendocinos. Para todos lo que estamos acá es una gran responsabilidad y espero que podamos cumplir con ella”.

Por otro lado, el vicepresidente José Orts expresó que será una Bicameral en donde se trabajará en conjunto con el Poder Ejecutivo.

La Bicameral es un organismo legislativo de control dentro del sistema de la seguridad provincial que funciona desde la reforma del sistema a fines de 1998. La función de la misma es netamente informativa, pero además otorga un espacio legal para debatir entre los miembros del oficialismo y la oposición los temas relacionados con la seguridad de Mendoza.

bicameral de seguridad 2.jpg

A Moyano (PJ) se le suman los senadores Fernando Alin (PS); Diego Costarelli (UCR); Ernesto Mancinelli (Libres del Sur); Héctor Bonarrico (Masfe); Rolando Baldasso (Pro), Marcelo Romano (PFP); Lautaro Jiménez (PTS) y Daniel Galdeano (PI). También la integran los Diputados José Orts (UCR); ÁlvaroMartínez (Pro); Josefina Canale (PDP); Néstor Márquez (PJ); Mauricio Torres (FR-UP); Guillermo Mosso (PD); Mario Vadillo (Ciudadanos por Mendoza); Eduardo Martínez (PI); Pablo Cairo (Protectora) y José María Videla Sáenz (FR).

En la Bicameral los legisladores pueden solicitar información sobre la seguridad, invitar a las autoridades, funcionarios, ministros y miembros de la Corte para que den sus explicaciones sobre las técnicas de sus asuntos. Asimismo la ley que la regula dice que debe haber un informe anual para las Cámaras sobre la materia tratada, sin embargo esta comisión no puede emitir despachos, ni tiene injerencia en la actividad legislativa parlamentaria porque no es vinculante.

Su constitución fue reclamada varias veces pero tomó mayor relevancia tras el asesinato de Florencia Romano y la actuación policial en el caso, en el que una operadora del 911 cortó una llamada en la que se denunciaba lo que estaba ocurriendo en la casa en la que mataron a la adolescente.