Desde hace algunas semanas que no se hablaba del caso Florencia Romano. Es que tras el dictado de la prisión preventiva contra Pablo Arancibia por el femicidio, la causa no ha tenido movimientos importantes. La investigación ha sido tan rápida que es cuestión de tiempo para que la causa se eleve a juicio. Sin embargo, un nuevo dato surgió en los últimos días.

No tiene que ver estrictamente con el expediente penal por el crimen de la menor de 14 años, pero es un hecho que alarmó a las autoridades y, sobre todo, al entorno de la víctima fatal.

Te puede interesar...

Un perfil de Instagram y de Facebook, ambos identificados con fotos y descripciones de adolescentes, se comunicaron con ex compañeros del colegio de Pablo Arancibia. En los chats la persona se hace pasar por el mismo acusado por el femicidio de Florencia Romano.

La familia de la adolescente se enteró de la situación y notificaron a la fiscal del caso, Claudia Ríos. Se espera que en los próximos días los abogados querellantes -Cristian Vaira Leyton y Agustín Magdalena- realicen una presentación judicial.

En tanto que el defensor oficial, Rafael Manzur, precisó que Pablo Arancibia no posee teléfono celular dentro de la penitenciaría.

Lo concreto es que desde estos perfiles también se ha agregado a varias menores de edad. En el chat que supuestamente Pablo Arancibia envió a un de sus amigos pidió que no lo juzguen porque "nadie sabe por qué fue. Es más, todavía no declaro".