Jueces que renunciaron para jubilarse pidieron a la Suprema Corte de Justicia que les anticipe el 60% del sueldo que les abonará la ANSES cuando efectivamente estén retirados.

La solicitud está basada en la ley 24.018 del año 1991 que fue aprobada para que los magistrados argentinos no dejen de tener ingresos entre que dejan de trabajar y que les pagan el primer haber previsional; plazo que suele ser de hasta 7 meses.

La definición está en manos de la Suprema Corte de Justicia y el aporte ha sido peticionado durante 12 meses, como indica la normativa.

Suprema Corte de Justicia.jpg
Los jueces de la Suprema Corte de Justicia Adaro, Day, Gómez, Palermo, Valerio, Garay y Llorente posaron para la foto en el cuarto piso de los tribunales.

Los jueces de la Suprema Corte de Justicia Adaro, Day, Gómez, Palermo, Valerio, Garay y Llorente posaron para la foto en el cuarto piso de los tribunales.

TE PUEDE INTERESAR: Teresa Day y la política radical y peronista en la Suprema Corte: "No me siento filo nada"

El problema que llegó a la Suprema Corte de Justicia

Más de una treintena de jueces y fiscales mendocinos renunciaron desde 2020 a la fecha para jubilarse pero a fines de ese año ANSES estableció que para cobrar debían dimitir expresamente y dejar el cargo.

Esto implicó una especie de salto al vacío: irse y dejar de cobrar el sueldo sin fecha cierta de cobro de la jubilación.

Por esto, apenas 9 magistrados aceptaron la modificación y todos ya están cobrando, aunque debieron esperar varios meses sin ingresos para percibir el haber previsional.

Incluso, la Asociación de Magistrados de Mendoza dispuso de un fondo de dinero para asistir a quienes estuvieran en problemas mientras les pagaban la jubilación.

Qué dice la ley del año 1991

La ley que invocaron para pedirle a la Suprema Corte que les otorgue un anticipo de la futura jubilación durante un año fue sancionada por el Congreso de la Nación hace casi 31 años: el 9 de diciembre de 1991.

Parte del articulado indica lo siguiente:

"Desde el momento en que cesen en sus funciones y hasta que obtengan la jubilación ordinaria o por invalidez, los magistrados y funcionarios percibirán del Poder Judicial o del Organismo en que se desempeñaban, un anticipo mensual equivalente al sesenta por ciento (60%), del que presumiblemente les corresponda; calculado sobre los importes que hayan constituido su última remuneración. Este anticipo será pagable durante el plazo máximo de doce (12) meses" "Desde el momento en que cesen en sus funciones y hasta que obtengan la jubilación ordinaria o por invalidez, los magistrados y funcionarios percibirán del Poder Judicial o del Organismo en que se desempeñaban, un anticipo mensual equivalente al sesenta por ciento (60%), del que presumiblemente les corresponda; calculado sobre los importes que hayan constituido su última remuneración. Este anticipo será pagable durante el plazo máximo de doce (12) meses"

"La liquidación se efectuará previa acreditación por parte del interesado de haber iniciado los trámites jubilatorios, y se considerará como pago a cuenta del haber que le pertenezca, deduciéndose luego de la retroactividad que se acumule" "La liquidación se efectuará previa acreditación por parte del interesado de haber iniciado los trámites jubilatorios, y se considerará como pago a cuenta del haber que le pertenezca, deduciéndose luego de la retroactividad que se acumule"

TE PUEDE INTERESAR: Fernández Sagasti apuntó contra la Corte y adelantó que volverán a proponer a un senador para la Magistratura

Temas relacionados: