El ministro de Gobierno, Víctor Ibañez, una de las voces políticas que más escucha el gobernador Rodolfo Suarez y uno de los abogados que diseñaron las "interpretaciones" que hizo Mendoza de algunas restricciones nacionales que aquí no se aplicaron, hizo de vocero de la postura que defenderá el mandatario mendocino en la reunión que mantendrá este miércoles con el presidente Alberto Fernández y sus pares de algunas provincias y defendió las clases presenciales.

"En Mendoza las clases presenciales no se suspenden. En esto el gobernador ha sido muy claro en su voluntad. Acá las clases presenciales, en base a los datos que tenemos no se suspenden", respondió sin titubeos, Víctor Ibañez cuando en el programa Medio día de Radio Nihuil, se lo consultó por la posibilidad de que el presidente Alberto Fernández pretendiese avanzar con suspender la presencialidad en las aulas.

Te puede interesar...

La afirmación del ministro no sólo fijó una postura política que seguramente defenderá Suarez si se diera aquel pedido de suspensión de clases, sino que también fue un mensaje por elevación a aquellos gremios y organizaciones que ya hicieron presentaciones en la Justicia de Mendoza para pedirle que le ordene al Gobierno suspender la presencialidad en virtud de la ola de contagios de Covid.

La semana pasada fue la Asamblea por los Derechos Humanos quien presentó un amparo y luego se sumaron los gremios de CTA y SADOP con presentaciones en el mismo sentido. Incluso el SUTE realizó varios caravanazos en reclamo de la suspensión de las clases presenciales.

Fiel a la postura que adoptó el Gobierno mendocino desde que comenzó la pandemia de Covid, Ibañez adelantó que esperarán a que se cumpla con el circuito que se instauró desde el año pasado con cada restricción y medida que se fue adoptando. Esto es esperar a la reunión con el presidente Fernández, aguardar a la conferencia con los anuncios y luego corroborar qué de eso se plasma en el nuevo DNU.

"Después habrá que ver qué límite de maniobra tienen las provincias, analizarlo con los intendentes y ver qué medida se toma hacia adelante", dijo y no descartó nuevas restricciones que por el momento están en carpeta, como la posibilidad de restringir las reuniones sociales y familiares a un solo día en la semana, probablemente el domingo.