Política Alvear
Salida de la cuarentena

Funcionarios de Alvear festejaron un cumpleaños y les iniciaron un sumario

Por UNO

Tras la reunión clandestina de Maipú, ahora se conoció que funcionarios del intendente radical Walter Marcolini de General Alvear protagonizaron un festejo de cumpleaños en medio de la cuarentena, violando las restricciones por el Covid-19 ya que en las fotos del festejo se ve que no usan barbijos ni respetan el distanciamiento para evitar contagios. Por ello, la Comuna inició un sumario.

Te puede interesar: Tijerita el joven peluquero que tenía autos de alta gama, invertía en la bolsa y ahora está acusado de narco

Marisa Gambarelli, quien se desempeña en el Taller de Discapacidad de la Municipalidad de Alvear, que se dicta en el Polideportivo Municipal, era la cumpleañera y a quien decidieron sorprender el martes con una torta en horario de trabajo. En las fotos que subió a su Facebook, y que luego borró, se observan también a otros funcionarios.

 Embed      

En una de las imágenes que estaba en la red social, aparecen 16 personas sentadas alrededor de una mesa, cuando el máximo permitido es de 10 y solamente para las reuniones familiares, ya que los encuentros de amigos, se encuentran prohibidos. Sólo se pueden realizar juntadas en bares y restoranes con un límite de seis personas por mesa. En el último caso, incluso se debe concretar una reserva para poder asistir.

Desde el municipio reconocieron los incumplimientos en relación al distanciamiento pero aclararon que no se trata de una fiesta. "Es el lugar donde se hace pan para los merenderos, como todos los días. Una de ellas cumplió años y le llevaron una torta. Como en cualquier trabajo. Está el error del distanciamiento obviamente. Pero no es una fiesta de cumpleaños, no hay bebidas, ni nada de eso; es un break en medio de la labor de asistencia diaria", comunicaron.

Y recalcaron: "A la cuarentena no la rompieron. En ese lugar fabrican tortitas para los merenderos todos los días, ya que los profesores por ahora no trabajan con los discapacitados. Quien más tracciona ahí, que es la que publicó las fotos, cumplió años y le llevaron una torta, y la compartieron en un break que hicieron en el medio de sus labores. Claro que no cumplen con el distanciamiento social. Y por eso se arrepienten y se ponen a disposición de lo que corresponda".

Juntada polémica en Maipú

El intendente de Maipú, Matías Stevanato, reaccionó rápidamente al escándalo que estalló este miércoles, luego de que un empleado municipal suyo y un primo hermano del jefe comunal fueran imputados por estar en medio de la madrugada, en una juntada ilegal, jugando póker en un bar de ese departamentoDespidió al empleado y aseguró que quiere que su primo "sufra todas la consecuencias legales. Con la salud de los maipucinos no se juega".

Cuando aún el caso 98 está en el centro de la escena mediática, no sólo por generar más de una decena de contagios de coronavirus en una fiesta ilegal, sino por que se le secuestraron drogas y armas, ahora un primo del intendente y un empleado municipal hicieron que todas las miradas volvieran a concentrarse en esa comuna.

Ocurrió que en la madrugada de este miércoles, ambos hombres y otros 6 más fueron interceptados cuando jugaban al póker por dinero en el bar Lo de Charly, ubicado en calle Ozamis Sur al 65.

Una llamada que ingresó al 911 a las 0.14 alertó a la policía diciendo que en ese lugar había más de 10 personas reunidas, tomando bebidas alcohólicas y jugando a las cartas por dinero. Sin embargo, los uniformados que fueron no lograron dar con la reunión ilegal.

Más tarde, cerca de las 2.50 unos policías del Grupo Operativo de Maipú, alertados por otros pares, volvieron al lugar y lograron dar con los encargados, quienes les permitieron entrar. Así descubrieron que la juntada no sólo estaba violando la cuarentena por la hora, sino que también estaban apostando por dinero. A ellos se les secuestró un maletín con un juego de póker, $4.400 y picadura de marihuana. Uno de los jugadores admitió que era para consumo personal.