El ADN del sistema

Escándalo por comedores fantasma: relevamiento en Mendoza y cómo "toman lista" en las marchas

En plena investigación por los "comedores fantasma", Guaymallén empezó su propio relevamiento. Por ahora no hay denuncias judiciales. Cómo se manejan las agrupaciones

"Caramelo" es una academia de baile en el caño, pole dancing, que funciona en provincia de Buenos Aires. Es fácil darse cuenta porque lo dice en su cartel. En color violeta y con fotos de chicas haciendo esa disciplina, afirma bien claro: "Caramelo Pole Sport". Listo. No quedan dudas. Lo que no queda tan claro es a qué hora le dan de comer a la gente, porque en registros oficiales de la Nación, ese lugar no es una escuela de danza, sino el merendero "Los Peque"; según está denunciado en el escándalo de los comedores fantasma que investiga la Justicia Federal. Es uno entre varios casos emblemáticos. En Mendoza iniciaron un relevamiento para analizar si hay algo parecido, pero aún no hay investigación penal. Los testimonios de quienes militan en las organizaciones sospechadas.

Números: 28 referentes imputados; 924 casos de posible extorsión; 27 allanamientos; dos jueces; dos fiscales y 1.201 centros de asistencia alimentaria flojos de papeles. O como se les dice por estos días, "comedores fantasma". Son el resultado de un fenómeno que alertó al Ministerio de Capital Humano: fueron a hacer relevamientos en el Renacom (Registro Nacional de Comedores) e hicieron agua: más de la mitad no estaban activos. O no existían más o directamente nunca existieron. La duda se trasladó inmediatamente a nuestra provincia.

Lo primero es entender que hay dos tipos de comedores. Por un lado están los "formales", que tienen algunos requisitos elementales de infraestructura y de material: freezers, hornos, despensas para acopiar lo que les envían, etcétera. Y después hay otros -de esos el Renacom está repleto- que son más precarios pero que igual le hacen frente a la crisis económica y ayudan. Normalmente funcionan en casas particulares de algún referente barrial, y ahí se juntan vecinos para dar una mano.

La gestión de Alberto Fernández, en el marco de un programa que se llamó Argentina Contra el Hambre, habilitó un espacio virtual para que se empadronaran y así comenzasen a recibir aportes del Estado. En estos lugares más informales surgieron varias de las irregularidades analizadas, aunque por supuesto que habrá quienes tienen todo en regla. Algunos hasta invitan a la Justicia a que vayan y les hagan una inspección, sobre todo porque -afirman- el envío de comida está suspendido hasta que termine la etapa de auditorías.

Marcha piquetera Polo Obrero.jpg
El Polo Obrero afirma manejar 93 comedores en la provincia.

El Polo Obrero afirma manejar 93 comedores en la provincia.

La investigación iniciada por Capital Humano meses atrás empezó a dar sus frutos hace una semana. Con casos como los de la academia de Pole Dancing, o un merendero que habría estado ubicado en donde en realidad hay un barrio privado, la noticia se esparció y se transformó en causa judicial de inmediato. Varios centros en Buenos Aires quedaron en la mira y casi todos están vinculados con agrupaciones políticas, que hacen de coordinadoras y/o intermediarias. Sobresalen el Polo Obrero, el Movimiento Evita, la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie.

Acá en Mendoza, los que admiten trabajar con comedores son el Polo, Evita y la agrupación Libres del Sur, que a su vez mantiene una notable particularidad: a nivel nacional tiene una fuerte ideología de izquierda, pero en estas tierras es aliado y miembro (con funcionarios en la gestión y todo) de Cambia Mendoza, espacio alineado ideológica y políticamente al gobierno de Javier Milei.

► TE PUEDE INTERESAR: Comedores fantasma: así traicionan a los pobres en Argentina

Cómo siguen las investigaciones en Mendoza

Acá el primer relevamiento que se está haciendo no es judicial, sino administrativo. La Municipalidad de Guaymallén salió al terreno días atrás y comenzó a hacer tareas de campo sobre los más de 110 comedores registrados que funcionan en su jurisdicción. La tarea se encaró a través de la Dirección de Desarrollo Social de la comuna y, según supo UNO, son todas mujeres, especialistas en trabajo social, quienes llevan adelante la tarea. Los primeros resultados todavía no están disponibles y explicaron que les llevará un tiempo poder ofrecer cifras concretas.

Es todo el avance que hay por el momento en Mendoza. Porque las irregularidades se han circunscripto al AMBA y todavía no se pide una compulsa penal en la justicia provincial para ver si ocurrió u ocurre lo mismo por estas tierras. Es decir, para que se arme un expediente, un fiscal tendría que pedir una pesquisa de oficio a raíz de todas las pruebas que ya manejan en el fuero federal.

PETOVELLO.jpg
Sandra Petovello encabeza la

Sandra Petovello encabeza la "cruzada" contra piqueteros y líderes políticos que habrían delinquido.

Por ahora altas fuentes confirmaron a este diario que nada de eso ha ocurrido. Sin embargo, que no haya pasado todavía no significa que no vaya a pasar luego; más que nada teniendo en cuenta que esta semana que comienza será clave para las causas: entre otras cosas, una de las manos derechas de Sandra Petovello, la funcionaria Leila Gianni, llevará este lunes todos los relevamientos hechos por la cartera al juez que tiene la causa, Ariel Lijo. La figura propuesta por Milei para la Corte Suprema es quien maneja la investigación "Comedores", mientras que el magistrado Sebastián Casanello está a cargo de las denuncias por extorsión de líderes piqueteros. Aunque se mezclan -y mucho- son expedientes paralelos.

"Si lo que se investiga es una malversación de fondos nacionales; como por ejemplo que alguien desvíe o dé un uso indebido a dinero que venía a través del plan Potenciar Trabajo, entonces van a mantenerse todas como causas federales. Ahora, si detectásemos que alguien extorsionó o coaccionó a un beneficiario mendocino para que éste le devuelva un diezmo o un retorno cualquiera de lo que percibe por dichos planes, bueno ahí sí vamos a estar ante un delito constituido en Mendoza y la causa será local. Ahí sí se despliega una tarea del Ministerio Público Fiscal, pero por ahora eso no ha pasado", explicaron desde el Palacio de Justicia.

Por otro lado, los comedores inexistentes y las denuncias por extorsión son sólo una parte de todo lo que al Gobierno no le cierra en las políticas sociales de estos años. Además de eso deben recordarse hechos "raros" como el de los beneficiarios del Potenciar Trabajo que compraban dólar ahorro o tenían registradas compras en divisa extranjera y viajes al exterior. A muchos de ellos la ex ministra Victoria Tolosa Paz pidió que se les retiraran sus beneficios por ser incompatibles con todo lo que se descubrió, lo que le valió manifestaciones en su contra y pedidos de que renunciara.

Justamente, en ese marco de destinos opacos para el dinero de Desarrollo Social, hubo una investigación que apuntó a 96 mendocinos. Se trata de personas que recibían el Potenciar -según registros- pero que a la vez figuraban como empleados o colaboradores del Estado provincial. La causa la lleva el fiscal Guillermo Marijuan y Diario UNO contó en enero que el área al que estuvieron ligados es la DGE.

chat 12.jpg
Los chats que se hicieron conocidos. Alguien pide un certificado médico para faltar a una actividad sin tener represalias.

Los chats que se hicieron conocidos. Alguien pide un certificado médico para faltar a una actividad sin tener represalias.

¿Qué pasó con todo aquello? No quedó en la nada, a pesar de que la ausencia de mayores novedades haga pensar eso. Fuentes oficiales confirmaron que desde hace días todo está siendo analizado por el área jurídica de la Dirección General de Escuelas. Casi con seguridad habrá sumarios para algunos de ellos, pero primero deben determinar: qué hacían en el Estado, si los cobros de planes fueron al mismo tiempo en que se desempeñaron como colaboradores del Ejecutivo y cuántos de ellos incumplieron la normativa de los Potenciar. No brindaron datos sobre cuánto tiempo demandará eso. Desde que comenzó la investigación ya pasaron cuatro meses.

► TE PUEDE INTERESAR: La Oficina de Ética pidió analizar uno por uno a los estatales denunciados por cobrar planes

Quién es quién en el manejo de comedores y planes

El Gobierno de Mendoza, a través del área de Desarrollo Social, ayuda a 228 comedores en la actualidad. De acuerdo a la información circulante, ni un sólo merendero o sitio de ayuda alimenticia está recibiendo absolutamente nada del Estado nacional, ni lo ha hecho siquiera una vez desde que asumió Milei. Eso implica que todo el apoyo con el que hoy trabajan es del Estado mendocino y de la sociedad civil. Es decir, como el que puede hacer un vecino cualquiera que busca cuando dona frazadas, ropa o, en este caso, comida.

"Acá tenemos dos temas. Uno es ese, que desde hace cinco meses que desde Buenos Aires no nos envían ni siquiera una bolsa de polenta. Y el otro es que ya desde el gobierno anterior, en noviembre, no nos mandaron nada más una vez que perdieron las elecciones. A lo último, lo que recibimos fue bastante público porque tomamos la decisión de subir a las redes y que todos vieran lo que nos llegaba: bolsas de maíz pisingallo", se quejó un referente del Polo Obrero.

Esto último no es un dato menor. Hasta tener mayores datos de la Justicia Federal, una de las hipótesis que tienen en las organizaciones políticas -por ejemplo, fue compartida por miembros del Polo, que se reunieron el jueves a la tarde para discutir todo lo que está pasando- es que buena parte de los comedores figuran como inexistentes, precisamente porque ya no pueden mantenerse en pie. El concepto es que se desmantelaron porque no reciben más alimentos y no porque haya habido una mano negra detrás. Cerraron sus puertas y por eso habría sido imposible relevarlos. Es una posibilidad real, pero explicaría sólo a una parte de los merenderos "fantasma", ya que debe recordarse que en al menos 130 de esos sitios "jamás existió un comedor", según la denuncia.

Como se dijo, las agrupaciones mendocinas que confirmaron coordinar o haber coordinado ayudas nacionales a comedores de la provincia fueron tres: el Movimiento Evita, Libres del Sur y el Polo Obrero. Este último confirmó "tener" 93 centros de alimentación en la provincia y Diario UNO accedió al listado que devela a una porción de ellos, por si alguien quisiera constatar su veracidad.

Movimiento Evita ok.png
El Movimiento Evita en acción en Mendoza.

El Movimiento Evita en acción en Mendoza.

Hay diez en la nómina que compartieron con este diario. Sólo por mencionar algunos, en Guaymallén están los comedores Le Parc (Rafael Obligado 1846); Carita Feliz (Barrio Lihué) y el comedor Obrerito (barrio Progreso, Rodeo de la Cruz). Además dieron cuenta de otros en Las Heras, Maipú, Tupungato, Capital y Luján. "Del resto, las personas no quisieron dar los datos, porque son sus casas, pero los daríamos a la Justicia si los pidiera, por supuesto", dijeron. También se ofrecieron a coordinar visitas a cualquiera de ellos "por si alguien tiene dudas".

En Buenos Aires, el Movimiento Evita quedó como una de las agrupaciones peor ubicadas en la mira de la Justicia. Su líder, Emilio Pérsico, fue denunciado el 19 de marzo pasado por presuntamente haber habilitado subsidios por $473.347.050 a organizaciones a las que él mismo pertenecía: La Patriada y Federación de Cooperativas Evita. En Mendoza, su referente principal es el peronista Lautaro Cruciani (candidato al Parlasur en 2023). Aunque no expresaron datos oficiales sobre cuántos comedores manejaron, fuentes dijeron a este diario que llegaron a sostener 120 merenderos y hoy subsisten 86; la mayoría gracias a donaciones. Además, afirman haber manejado 1.300 planes Potenciar.

Libres del Sur no brindó datos de los comedores que coordina en la provincia, aunque sus referentes afirmaron haber llegado a asistir a 15 mil personas en Mendoza antes de que las remesas desde Nación dejaran de enviarse. Este medio consultó a quien está señalada como su referente actual en el tema, la trabajadora social Ana Herensperger, pero no obtuvo respuestas. También afirmaron que las últimas ayudas no arribaron en noviembre -como dicen en otras agrupaciones- sino que desde hace al menos ocho meses que los vínculos con Buenos Aires están cortados. Llegaron a tener 1.300 Potenciar Trabajo a su cargo, según contaron fuentes desde adentro.

► TE PUEDE INTERESAR: Radicales mendocinos firmaron el pedido de sesión especial por el presupuesto universitario

Cómo son los procedimientos y los controles para recibir comida

Un procedimiento standard de llegada de alimentos a Mendoza era el siguiente: venía un camión con, por ejemplo, dos mil kilos de arroz. Los recibían los dirigentes de una de las agrupaciones locales y firmaban la factura que enviaba el Ministerio de Desarrollo (hoy Capital Humano), que les daba el propio transportista. Controlaban que la cantidad que les dejaban fuera la que decían los documentos y luego tenían que rendir planillas de distribución.

Ahí estaban los nombres, apellidos y documentos de identidad de todas las personas que comerían de esos insumos.

¿Cómo saber si eran correctos esos nombres y apellidos o si podían inventarse datos en esas planillas? Entrevistados para esta nota, distintos referentes dijeron que esto último era "imposible", porque había controles cruzados y que esos chequeos eran los mismos que aplica la provincia de Mendoza a través de Desarrollo Social. No detallaron cuáles son esos controles, pero sí aclararon que "muchas veces llamaban desde Nación porque algún dato no les coincidía con lo que tenían ellos. Por ejemplo, un apellido mal escrito o un DNI que no figuraba con ese nombre. Con lo cual te das cuenta de que sí había un análisis exhaustivo".

Clave. No son sobras de comida lo que se reparte en los comedores, sino aquellos alimentos no utilizados en los eventos realizados por empresas de caterings en la provincia.
Los comedores son parte de la contención social ante la crisis económica que vive el país desde hace años. (Foto de archivo).

Los comedores son parte de la contención social ante la crisis económica que vive el país desde hace años. (Foto de archivo).

Hay un elemento por demás llamativo a la hora de controlar: en Desarrollo Social de la provincia no saben cuántos comedores eran asistidos por Nación durante el gobierno de Alberto Fernández. Este medio contabilizó que al menos fueron 213 a raíz de lo que respondieron los propios dirigentes, pero podrían ser miles más. Según expresaron en el Ejecutivo, ese dato jamás fue remitido desde Desarrollo Social. Nunca avisaron al Gobierno mendocino cuántos comedores recibían dinero en subsidios, alimentos o ambos.

"Y para ser sinceros, no fue sólo con Fernández: en el gobierno de Macri tampoco mandaron esa información, así que tampoco sabemos cuántos fueron", confesaron.

► TE PUEDE INTERESAR:

Extorsión

"Buenas, señora delegada. ¿Están dando con marcha o sin marcha? Yo fui, pero no llegué a anotarme", pregunta alguien. "Compas, la repartición es, como siempre, sólo los que tienen movilización", le respondían. Ese es uno de los chats que ya tiene en sus manos el juez Sebastián Casanello. Esa conversación en fue el 22 de diciembre pasado y la persona que no había llegado a anotarse en la movilización se perdió un pollo navideño que repartían sus punteros políticos.

Todo por no haber ido a la marcha, como didácticamente le explicó la "señora delegada".

Hay dos tipos de extorsión que se están investigando. Uno es este: personas a las que les habrían retenido algún insumo enviado por el ministerio por no haberse presentado en una movilización. El otro es directamente el cobro de "diezmos" de parte de los intermediarios del Potenciar Trabajo a los beneficiarios. Personas a las que les decían -según las denuncias- que si no les daban a sus referentes políticos una parte de lo recibido, al próximo mes ya estaban dados de baja del sistema.

chat desarrollo social .jpg
Más chats. Casanello espera antes de sumar nuevas declaraciones a la causa.

Más chats. Casanello espera antes de sumar nuevas declaraciones a la causa.

En Buenos Aires, uno de los allanamientos incluso habría dado con un cuaderno Gloria que llevaba el título de "Sanciones". Al parecer era un sistema bien aceitado, porque hasta se regían por un código jurídico paralelo: "Los sancionados tienen tiempo de anotarse hasta las 19"; "¿Yo puedo ir (a retirar algo) o sigo castigado?"; "Muchachos, lo de hoy cuenta como movilización. Si no pueden ir, presenten certificado", son algunas de las insólitas frases que se leen. Todo surgió a partir de la línea 134 que se instauró para denunciar este tipo de acciones.

En Mendoza por ahora no hay denuncias de este tenor en sede judicial, más allá de una realizada años atrás contra la Organización Libres del Pueblo. En esta nota de abril de 2022, su referente Oscar Aguilar aseguró que aquello fue algo aislado y que "echó" a quienes habían querido cobrar retornos a los beneficiarios.

Ahora, en esta nueva ola de investigaciones, no hay personas que se hayan acercado a la Justicia provincial, aunque sí hay denuncias informales de estos mismos pedidos de retornos y diezmos. "En Tunuyán tuvimos uno o dos casos, pero los sacamos rápidamente", dijo alguien de Libres del Sur, sin ampliar, por ahora, mayores detalles.

"Acá no te hacían firmar una planilla para ver que hubieras ido a la marcha, pero en algunos casos, sí tenías que estar sí o sí para la foto. La foto te la sacaban al final de una movilización y era como tomarnos lista. Ahí salíamos todos y se podía ver quiénes habíamos estado", dijo una beneficiaria de Potenciar Trabajo que dice militar y realizar tareas para el Polo Obrero, donde dijeron no estar al tanto de esa práctica en ningún momento. Quién contó esos pormenores ambién afirmó que nunca les pusieron traffics ni movilidad para que asistieran, y que cuando iban a las marchas, el dinero para el colectivo tenía que salir de sus propios bolsillos.

► TE PUEDE INTERESAR: La rectora de la UNCuyo calificó el acuerdo con la UBA: "Nos consideran universidades de segunda"