Análisis y opinión

Comedores fantasma: así traicionan a los pobres en Argentina

La investigación que empezó esta semana en comedores y organizaciones políticas es un sacudón histórico para el país. Es todo lo que imaginábamos, pero peor

En estos momentos están aterrizando en el juzgado del juez Sebastián Casanello, en Buenos Aires, una decena de cajas con documentos que investigan la posible existencia de 1.200 comedores truchos. Comedores fantasma, que recibían miles de millones de pesos del Estado y que, según un relevamiento hecho por el Gobierno nacional, sencillamente no existen.

En uno de los casos, el detalle marca que fueron a buscar el supuesto comedor y la dirección era adentro de un country, de un barrio privado de lujo. Increíble, pero el dinero también iba a parar ahí.

De por sí es indignante, pero encima hay que tener en cuenta que no viene sólo: no es un hecho aislado, sino que está acompañado por una serie de sucesos muy similares. O son todos errores administrativos, lo cual además de gravísimo sería una casualidad inconcebible, o estamos ante una red de corrupción que hizo plata sucia con la pobreza. Bajísimo.

Irregularidades demostradas e investigadas en el último año y medio

  • Gente que recibía planes sociales, pero que hacía compras en el exterior y de dólar ahorro (¿?). Fueron descubiertos por el Gobierno anterior.
  • Personas que cobran Pensiones al Adulto Mayor (PUAM), pero no viven en Argentina. Además, hay 7 mil casos en estudio porque "entran y salen" del país. Y cobran.
  • Se les daban planes Potenciar Trabajo a gente que trabajaba para el Estado. En Mendoza se investigan 96 casos (lo tiene en sus manos la DGE)
  • Se denuncian extorsiones por faltar a las marchas o no revender viandas pagadas con dinero público. Además de pedir "retornos" de los planes. Los chats que tiene la Justicia en su poder son denigrantes y evidencian o al menos sugieren una estructura armada y vertical, comandada por punteros.
  • Comedores fantasma. Como se dijo, el 52% de los centros que el Gobierno fue a buscar, se hicieron humo.

Todo esto es grave, obvio. Pero además, de confirmarse, será recordado como una de las traiciones más bajas, más horribles, que hayamos visto como país. Es una traición a las personas más débiles de la Argentina. Es un ataque al que está en el piso, necesitado de ayuda (de ayuda real). Se aprovecharon de las víctimas del sistema.

Embed - Editorial de 7D: Traicionar a los pobres

Es una traición en varios niveles. Multiforme. En primer lugar, por lo obvio: recaudan plata usando a la gente pobre. En las fotos de los chats, la gente les pregunta a sus "patrones" cosas como “¿Perdón señor puntero, yo sigo castigado o puedo cobrar?”; "Disculpe, ¿hoy me toca castigo?". Es humillante. Un negocio económico y político disfrazado de caridad.

Ese es un de los rostros de la traición, pero insisto en que este fenómeno (y todo lo que nos quedará por saber sobre él) tiene muchos más. También es una traición horrorosa contra la gente que de verdad tiene un comedor y lucha todos los días por el que asiste a él. Me encantaría sentarlos cara a cara a los acusados de cometer esto y que tengan que mirar a los ojos a la gente honrada que todos los días hace rendir lo poco que tiene para dar de comer.

¿Con qué ojos los mirarían? ¿Con qué cara? Cómo podrían sostenerle la mirada al que le saca tiempo y plata a su vida y su familia para, verdaderamente, hacer algo por nuestra comunidad? De verdad, con qué cara los miraría el sinvergüenza que montó una maqueta, una pantomima, una burla de eso mismo, pero para desviar fondos? Encima los mancharon, porque indirectamente sembraron dudas en toda la red. No sólo es una burla, sino un perjuicio a la identidad de mucha gente honrada.

Es una traición también al laburante. Mientras un municipal gana 180 lucas, acá se revoleaban planes de casi 100 mil a personas que en verdad no los necesitaban. O se coaccionaba -al menos según la denuncia- a otros con ese mismo monto de dinero. Un tipo, que no hace nada más que "política" de la más berreta, podía disponer de más plata que la que gana un laburante de verdad que se parte el lomo 10 horas al día.

Polo Obrero-piqueteros.jpg
Hay al menos tres organizaciones mencionadas por los denunciantes.

Hay al menos tres organizaciones mencionadas por los denunciantes.

Y por último es una traición ideológica. A muchos de que bancaron y bancan genuinamente estas políticas de a la gestión anterior, precisamente porque son asistencia social y redistribución de recursos. Es elemental esto: justo "ahí", en el centro mismo de lo que supuestamente los diferencia de "la derecha" o de este Gobierno, que es su perfil colectivista o asistencialista, justo ahí es donde se están investigando los posibles chanchullos. Eso que los diferenciaba y los hacía moralmente mejores, en teoría, es ahora lo que parece estar lleno de cosas podridas.

La pregunta es: ¿Por qué tuvo que venir otro Gobierno para que surgiera todo esto? Más allá de elementos que surgieron en 2022 y 2023, mencionados más arriba; ¿por qué tuvo que venir un número 134, donde se denuncia a los extorsionadores, para que supiéramos lo que pasaba? ¿Por qué hay que allanar un comedor en el medio de la madrugada como si fuera un búnker narco?

En otros países se quedarían pasmados si ven que la policía entra a un merendero antes del amanecer para poder secuestrar celulares de personas acusadas. Acá es la realidad.

Acá hubo gente que tuvo que meterse al programa de Protección de Testigos después de hablar. Como si hubieran traicionado a un narcotraficante o un capo mafia.

Se está investigando si incluso vendían las viandas, las raciones de comida que se les daban.

Se está investigando si no hubo malversación en dinero que iba a comprar medicamentos oncológicos y contra el HIV.

¿Se entiende la dimensión moral de lo que estamos hablando? El punto al que se habría llegado es mucho peor de lo que nos imaginábamos. No es robar con la obra pública: ¡es traicionar a los pobres!

Indigencia- pobreza- gente viviendo en la calle.jpeg
Ya 30 millones de argentinos son pobres.

Ya 30 millones de argentinos son pobres.

Aclaro que ni esto invalida las cosas buenas que puede haber hecho la gestión anterior, ni tampoco justifica el ajuste incorrecto de Milei. Digo, por si alguien piensa que señalar esto tiene esa doble intención, como tanto se escucha por estos días.

Ahora la causa tiene que tomar dos lineamientos fundamentales. Uno es la protección de los pocos que se han animado a hablar. Más aún, de los que entraron en el programa de Protección de Testigos. Eso hará que se amplíe lo que conocemos hasta acá.

La otra dirección que debe tomarse es la de federalizar los datos que vayan apareciendo. Hasta acá la Justicia sólo parece mirar hacia Buenos Aires. Queremos saber qué pasa y qué pasó en las provincias. Qué pasaba en Mendoza. Es muy poca la información que se ha dado.

Si se confirma lo que cree la Justicia, nos servirá para poder señalar a los ladrones, mirarlos a la cara y decirles lo que son. Ratas.

Y servirá para deslindar a mucha gente maravillosa que hace una tarea increíble. Y que indirectamente ha sido salpicada por el barro de todos estos inmorales.

O toda esta irregularidad.

► TE PUEDE INTERESAR: El líder del Polo Obrero en Mendoza se refirió al funcionamiento de los comedores tras las denuncias