Diario Uno Política Etiquetado frontal
Debate

Es ley el Etiquetado Frontal de Alimentos

Por amplia mayoría fue aprobada en Diputados la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos, en la que se destacó el impulso de los senadores mendocinos Cobos y Fernández Sagasti. Se abstuvo Omar De Marchi

Por UNO

El Etiquetado Frontal de Alimentos es ley. La iniciativa fue aprobada en los últimos minutos de este martes por amplia mayoría en la Cámara de Diputados de la Nación, que con asistencia perfecta, y luego de 20 meses, volvió a sesionar con plena presencialidad como no ocurría desde antes de la pandemia. Entre los principales impulsores de la norma se destacaron dos senadores de Mendoza: Julio Cobos, de Juntos por el Cambio, y Anabel Fernández Sagasti, del Frente de Todos. Apenas aprobado el proyecto ambos legisladores expresaron su satisfacción en las redes sociales.

Esta ley prevé advertir a los consumidores sobre los excesos de grasas, sodio y azúcares en los productos con el fin de ayudar a combatir la obesidad, la hipertensión y los riesgos cardíacos.

Fueron 200 votos afirmativos, 22 negativos y 16 abstenciones, entre ellas la del mendocino Omar De Marchi.

Luego de la fallida sesión del 5 de octubre, el recinto volvió a abrir sus puertas. En aquella ocasión faltaron muchos diputados, la mayoría de Juntos por el Cambio, por lo que no hubo quórum para sesionar.

Esta aprobación ocurrió tras más de 9 horas de debate con la presidencia de Sergio Massa y la presencia de la ministra de Salud, Carla Vizzotti. Luego de cuatro horas de pedidos de apartamiento de reglamento para debatir distintos expedientes que no estaban contemplados en el temario de la convocatoria, la presidenta de Legislación General, Cecilia Moreau (Frente de Todos), reflejó el trabajo realizado en comisiones y presentó los principales lineamientos del proyecto de "Promoción de la Alimentación Saludable", más conocido como de Etiquetado Frontal.

https://twitter.com/anabelfsagasti/status/1453191029868285959
https://twitter.com/juliocobos/status/1453190914210422784

"Con esta ley vamos a subir un escalón en la prevención de la salud y las garantías de los derechos de todos los argentinos y argentinas", destacó sobre el proyecto que ya tení media sanción del Senado.

La iniciativa apunta a marcar con un sello octogonal negro de advertencia los empaques de aquellos productos que contengan exceso en azúcares, grasas, calorías o sodio.

"Lo estamos haciendo basándonos en evidencia científica concreta. De ella se desprende que el octógono negro de advertencia es la forma más eficaz para que los consumidores interpreten la presencia o ausencia de nutrientes críticos en los productos alimenticios que van a ingerir", agregó.

Según dijo la vicepresidenta del bloque del Frente de Todos, "al día de hoy la información nutricional que se brinda, y todos lo sabemos, es por lo menos confusa, y puede ocurrir que estemos comprando un producto (que parece) saludable cuando en realidad no lo es".

Moreau aclaró que a partir de esta ley no se busca desde el Estado "prohibir la comercialización de ningún producto" sino que el objetivo es "asegurarle al consumidor de que le estamos brindando información concisa y concreta de lo que está consumiendo".

El jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo y aliado ahora del Frente de Todos, José Luis Ramón, celebró la iniciativa que nació en el Senado de la mano de sus coautores Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos) y Julio Cobos (UCR), y destacó que no se trata de "una ley de lobby".

Para el representnte de Mendoza, "el Estado se tiene que hacer presente para cuidar la salud de los consumidores alimentados por basura".

A continuación comenzó el tratamiento y votación de los proyectos de Oncopediatría, la iniciativa sobre protección de los Derechos Humanos de las personas en situación de calle, la ley previsional para los trabajadores de la Viña, autorización para la entrada y salida de tropas extranjeras, el proyecto de alivio fiscal para entidades sin fines de lucro, la ley de Recuperación de Ganadería Ovina (OD 427) y, por último, una serie de transferencias de inmuebles en distintas provincias.