Diario Uno Política Elecciones 2021
Comicios

Elecciones 2021: la maldición que pesa sobre el justicialismo de Mendoza

Pasaron las PASO y el peronismo local volvió a tener menor votos que Cambia Mendoza. La duda es si romperá con la racha de cara a las próximas elecciones 2021

El lunes fue un día oscuro para el peronismo mendocino encabezado por Anabel Fernández Sagasti. No se trataba del día nublado que hubo sobre Mendoza, se trataba de una nueva derrota contra su principal contrincante, comandado por Alfredo Cornejo, y la reafirmación de que el PJ local tiene una maldición que recae sobre el partido en los comicios legislativos de medio término, sin importar si son generales o PASO, como fue la de este último domingo de elecciones 2021.

¿Por qué una maldición? El peronismo local ha tenido muy pocas victorias en la provincia en los últimos veinte años, exceptuando las intendencias y las gobernaciones de Celso Jaque y de Francisco Pérez, pero las elecciones intermedias son un clavo en el zapato que no logran sacar.

Seguir leyendo

La maldición del justicialismo local comenzó cuando terminaron las legislativas del 2001. En aquella elección de octubre de ese año, el peronismo se impuso al radicalismo local en las listas de senadores y diputados nacionales.

Eran tiempos en los que la imagen del ex presidente Fernando De la Rúa (UCR - Alianza) no dejaba de caer y sus acciones impactaban directamente sobre la figura de Roberto Iglesias que gobernaba Mendoza.

Fernando De la Rua (2).jpg
Fernando de la Rúa era presidente la última vez que el peronismo mendocino ganó unas elecciones intermedias

Fernando de la Rúa era presidente la última vez que el peronismo mendocino ganó unas elecciones intermedias

Esa fue la última legislativa en las que ganó el peronismo local. Comenzaría la maldición.

La maldición del peronismo local

En el 2005 todavía no hacía su debut las PASO. A nivel nacional, la figura de Néstor Kirchner arrasaba con todo. En Mendoza, el rostro de Julio Cobos (UCR), que había reemplazado a Iglesias, gozaba del viento de cola a nivel nacional y su imagen era más fuerte que todos los golpes.

Eso llevó a que en las legislativas del 2005 el PJ buscara la revancha. Se renovaron cinco bancas a diputados nacionales, se repartieron dos para el radicalismo, dos para el PJ y la restante fue para el Partido Demócrata que se había asociado al Recrear de Ricardo López Murphy.

En lo práctico era un empate de los dos primeros, en los detalles, la UCR sacó más de 60 mil votos de diferencia.

Sigue la maldición

Para las elecciones del 2009, el PJ tenía la oportunidad de cambiar la racha. En el 2007 había ganado la gobernación con Celso Jaque (PJ) como candidato pero la sociedad mendocina le castigó.

Jaque prometió bajar el delito 30% en sus primeros seis meses con su mapa del delito. Cuando se cumplió el plazo, el mandatario pidió perdón por no haber cumplido su promesa. De hecho, cuando asumió el cargo le entregó el ministerio de Seguridad al Partido Demócrata.

Con esos antecedentes, al peronismo local le fue imposible ganar las elecciones de medio término del 2009. En frente, estaba "la gente de Cobos", como fue el slogan usado por el radicalismo en esa elección.

paso 2021 julio cobos.jpg
La figura de Julio Cobos fue más fuerte en Mendoza en las elecciones legislativas del 2005. Hoy sigue teniendo una imagen muy positiva. En el resto de los comicios, como en las elecciones 2021, su figura siempre ha sido aprovechada

La figura de Julio Cobos fue más fuerte en Mendoza en las elecciones legislativas del 2005. Hoy sigue teniendo una imagen muy positiva. En el resto de los comicios, como en las elecciones 2021, su figura siempre ha sido aprovechada

Cobos era vicepresidente y se había peleado con Cristina Kirchner durante el conflicto con el campo. La figura del ex gobernador era la más fuerte a nivel provincial y las elecciones lo demostraron.

El radicalismo se impuso con casi 200.000 votos de diferencia para Senadores y 260.000 para Diputados. El PJ sumaba otra derrota y esta vez era durísima.

La influencia de Cristina

Para las elecciones legislativas del 2013 todo había cambiado. Por primera vez había PASO en Argentina. El gobernador de Mendoza era Francisco Pérez (PJ) y a nivel nacional seguía gobernador, ahora en su segundo mandato, Cristina Kirchner.

El 11 de agosto de ese año, la mano de Alfredo Cornejo se hizo fuerte en las PASO 2013. Con una diferencia de 150.000 votos, la "gran encuesta" de las primarias adelantaba el resultado de las elecciones generales.

cristina kirchner en acto donde dijo morondanga.jpg
Cristina Kirchner no ha logrado imponer su influencia en las elecciones intermedias de Mendoza

Cristina Kirchner no ha logrado imponer su influencia en las elecciones intermedias de Mendoza

En los comicios de octubre de ese año, la diferencia sería mayor y la UCR se quedó con tres de las cinco bancas que se ponían en juego en el Congreso.

La mano de Cornejo

Con Cornejo como gobernador, llegaron las PASO y las legislativas del 2017. El desafío del radicalismo era despegarse de la figura de Mauricio Macri, que venía en caída. La campaña fue, entonces, alrededor de la gestión de Cornejo.

La estrategia funcionó. El radicalismo volvió a imponerse tanto en las PASO como en las legislativas de ese año. La figura de Cornejo y su estrategia se volvían a imponer.

La derrota en la primera de las elecciones 2021

La primera de las elecciones 2021 no hicieron otra cosa que confirmar que la maldición continúa. La UCR o Cambia Mendoza, con Alfredo Cornejo encabezando la lista de precandidatos a senadores nacionales casi duplicó a la del peronismo, que llevaba delante a Anabel Fernández Sagasti.

Según la analista política, Martha Reale, "el justicialismo mendocino está en un situación compleja" y la prueba es que "viene perdiendo sistemáticamente".

Para Reale, el problema del peronismo en Mendoza no es generacional y eso lo demuestra que Anabel Fernández Sagasti es joven y con menos de 40 años ya ha estado en el Congreso y fue candidata a gobernadora en el 2019.

"No le falta una renovación a nivel generacional pero sí denota este resultado, más allá de todas las aristas nacionales, si se toman en cuenta Mendoza y la performance del peronismo, en la provincia tienen una necesidad de reinventarse en términos conceptuales", explicó a Radio Nihuil.

elecciones 2021 bunker cambia mendoza2.jpg
Elecciones 2021: Alfredo Cornejo sacó más votos en estas PASO que Anabel Fernández Sagasti

Elecciones 2021: Alfredo Cornejo sacó más votos en estas PASO que Anabel Fernández Sagasti

Para Reale, igual que para la mayoría de los dirigentes políticos, las elecciones intermedias son "un plebiscito de la gestión". Las elecciones 2021, en sus primarias, no fueron la excepción.

"Las urnas dijeron que hay un contundente respaldo a la gestión de Rodolfo Suarez y del modelo de gestión de Cambia Mendoza. La realidad es que estamos hablando de una ventaja muy significativa y de la consolidación de un espacio que tiene un modelo de gestión que satisface a una gran parte de los mendocinos", añadió sobre lo sucedido en las elecciones 2021.

Para Reale, el PJ local también se vio perjudicado en las elecciones 2021 por hechos a nivel nacional como el vacunatorio VIP o el OlivosGate, pero también por algunas inclusiones como la de José Luis Ramón, al que la analista lo definió como "un campo minado".

Otro punto a tener en cuenta es el voto en blanco. Con respecto a las elecciones de 2019, Reale señaló que el PJ perdió 11 puntos pero ninguna otra fuerza captó esos votos. La prueba está que el voto en blanco tuvo un mayor porcentaje que el Partido Verde que se auto adjudicó ser la tercera fuerza.

El desafío será si en las generales de las elecciones 2021, el peronismo mendocino puede romper la maldición, o si esta continuará.