Análisis y opinión

El PRO en llamas: Hebe no se da por vencida, Macri se sube el precio y Bullrich pegó el portazo

Mauricio Macri se agrandó y dijo que si le quita el apoyo al gobierno, Milei estará en problemas. Mientras, la UCR, que se sacrifica poniendo legisladores y gobernadores contantes y sonantes, mantiene silencio

¿La dejaron sola a Hebe Casado? Cuesta creer que nadie cerca del gobernador Alfredo Cornejo, o él mismo, le haya recomendado a Hebe no meterse en la boca de lobo en la que se metió. O quizás se lo dijeron y no quiso escuchar. Las dos opciones terminan en el mismo lugar: ella se confió y perdió una interna llena de picardías.

Omar De Marchi es un viejo lobo de la política. Gobernó su Luján de Cuyo natal durante varios años y más tarde abandonó el Partido Demócrata que lo vio nacer para darle sustento al PRO en Mendoza. Su amistad con Mauricio Macri le dio un soporte espectacular para quedarse con ese sello en la provincia.

Conoce las mañas de la rosca política y sabe cuáles son las cosas que debe manejar para ganar una interna como la que se dio el domingo pasado en la que sólo votan afiliados: los padrones y la junta electoral del partido.

Ambas cosas quedaron en manos de De Marchi. Su paso por Luján hizo que formara una base territorial allí difícil de batir. Muchos demócratas lujaninos desencantados o encantados con la idea de migrar a un partido nacional de moda, lo siguieron en la gesta de tomarse el palo y armar una nueva estructura política.

No es casual que ese departamento tenga el padrón más pesado del PRO en Mendoza y haya sido al único que le habilitaron seis mesas para votar. En San Rafael, tierra de Casado, sólo habilitaron tres mesas y un afiliado de El Sosneado o de Punta del Agua tenía que viajar casi 200 kilómetros al pleno centro de la Ciudad si quería sufragar.

Cuando Casado salió a poner el grito en el cielo de que la habían trampeado, era tarde. Gabriel Pradines descorchaba champagne con De Marchi y los suyos en el Norte, y empezaban a saborear las mieles de la victoria.

►TE PUEDE INTERESAR: La interna entre Macri y Bullrich sumó otro eje de discusión para el PRO en Mendoza

Conferencia noviembre Daniel Orozco- Las Heras (2).jpeg
Daniel Orozco podría presentarse a las elecciones 2025 como candidato a concejal en Las Heras.

Daniel Orozco podría presentarse a las elecciones 2025 como candidato a concejal en Las Heras.

Los hermanos sean unidos

Los aliados de De Marchi también hablaron. El máximo exponente radical que se birló el lujanino fue nada más y nada menos que el exintendente lasherino Daniel Orozco, quien lejos de amilanarse frente a los supuestos desaguisados que se ventilan en tribunales en contra suyo y de su esposa, hace unos días aseguró que tiene “más fuerza que nunca” y que no descarta volver a la arena política el año que viene.

Tuvo párrafos para su ex aliado y actual intendente Francisco Lo Presti quien, aseguró, manejaba una “municipalidad paralela” cuando le reportaba como secretario de Obras Públicas.

El médico boina blanca podría competir en 2025 por una banca de concejal en la comuna de Las Heras como para tener a Lo Presti un poco más cerca. Esa novela promete capítulos apasionantes para próximas entregas.

No se sabe si Orozco tiene también intenciones de disputarle el poder de la Unión Mendocina a De Marchi, aunque no pareciera ser esa hoy su prioridad. Nunca se sabrá a ciencia cierta quién aportó más votos en la contienda que los tuvo como aliados en 2023, pero ambos se inmolaron juntos habiendo sido figuras de Cambia Mendoza.

Macri con Bullrich.jpg
Las relaciones en Mauricio Macri y Patricia Bullrich están que arden.

Las relaciones en Mauricio Macri y Patricia Bullrich están que arden.

Susana y Huberto

Hablando de Cambiemos, los que también se dieron firme fueron Mauricio Macri y Patricia Bullrich. Puertas adentro del partido fundado por Macri cuando gobernaba Boca Juniors, lejos están de fumar la pipa de la paz. Más parecido al cenicerazo que le tiró por la cabeza Susana Giménez a Huberto Roviralta fue lo que pasó el jueves al término de la reunión del PRO en Buenos Aires.

El sector de la ministra de Seguridad, pedía que el macrismo le reconozca los acuerdos que habían hecho antes de ungir a Macri presidente del partido, entre otros la presidencia de la Asamblea partidaria para Bullrich, y estos se negaron. La mesa chica de Bullrich pegó un portazo y todo terminó en escándalo.

Desde Mendoza fue la propia Hebe Casado quien se solidarizó con la última candidata del partido a la presidencia de la Nación. Se da por descontado que el tándem De Marchi - Pradines jugó para Macri. Casado también había argumentado que a ella no le “cumplieron la palabra empeñada” en la interna y por eso espera que la justicia hable con un fallo.

¿Esa colisión de figuras centrales del partido amarillo podría repercutir en el gobierno mendocino y su relación con la Casa Rosada? La postura de qué rol jugar desde el PRO con el gobierno de La Libertad Avanza también fue uno de los temas centrales de la pelea. La vicegobernadora dejó saber que “sería parte de un frente” con el partido del Presidente.

¿Es hoy Bullrich una figura cooptada por Javier Milei y que juega en su equipo político más allá de su equipo de gestión? ¿Podría Bullrich ser candidata de LLA en jugadas futuras? ¿A qué otra u otras figuras podría arrastrar desde otros partidos con esa misma estrategia Milei para su rancho? Algunas miradas apuntan al mendocino Luis Petri.

►TE PUEDE INTERESAR: Casado impugnó la interna ante el PRO nacional y Pradines defendió los comicios: "Fue legítimo"

Que se rompa y no se doble

Mauricio Macri se agrandó y dijo que si el PRO le quita el apoyo al gobierno, el presidente Milei estará en problemas. Mientras la UCR, que se sacrifica poniendo legisladores y gobernadores contantes y sonantes, mantiene silencio.

El radicalismo abraza la causa libertaria votándole las leyes a Milei en el Congreso y dando banca desde las provincias con sus gobernadores en muchos casos por propia subsistencia, en los menos por convicción del modelo económico y político que propone Milei y en otros, como dice inocentemente el cordobés Rodrigo De Loredo, porque “el Presidente necesita herramientas para gobernar”.

La bondad franciscana nunca ha sido una cualidad de la política pero en este caso habría una bendición de redención y pena hacia la figura presidencial.

En las charlas de café se escucha bastante la frase “falta mucho para las elecciones” pero cada vez falta menos. Las urgencias del país y de la provincia parecieran tapar las riñas electorales por venir. Pero aunque nadie lo confiese a los cuatro vientos, todos están pensando en eso.