Elección de la reina rebelde

El intendente Matías Stevanato le aconsejó a Marcelino Iglesias "aprender de las mujeres"

La polémica ideológica por la eliminación de la elección de la Reina de la Vendimia de Guaymallén tomó un tono político por los cruces de críticas entre el intendente peronista de Maipú y su par radical de Guaymallén

La polémica por la elección de la reina rebelde de Guaymallén se siguió alimentando este lunes y alcanzó de lleno a la política local con un fuerte cruce entre el los intendentes Marcelino Iglesias y Matías Stevanato, radical uno, peronista el otro. El cacique maipucino, luego de ser cuestionado por el de Guaymallén abandonó su tono habitualmente medido y acusó a éste de soberbio al mismo tiempo en que le aconsejó "escuchar y aprender de las mujeres".

El tema entró en discusión a principios de año cuando el Concejo Deliberante de Guaymallén aprobó una ordenanza ideada por Marcelino Iglesias para anular definitivamente la elección de la reina de la Vendimia en el departamento. La medida generó reacciones adversas en ex reinas, vecinos y organizaciones sociales que no sólo cuestionaron esa disposición sino que se pusieron manos a la obra y organizaron una fiesta paralela, que se hizo el último sábado en Maipú en la que fue coronada Juliela Lonigro, de Los Corralitos, ahora considerada la "reina rebelde".

Lo cierto es que si bien la polémica se inició en febrero, este fin de semana alcanzó sus puntos más álgidos al realizarse el festejo paralelo de Guaymallén, que no fue en Guaymallén, sino en Maipú y sin el reconocimiento de la comuna conducida por Iglesias.

Por estas horas el tema está que arde. La Coreguay (Comisión de Reinas de Guaymallén) irá a la Justicia para reclamar que la soberana consagrada el sábado sea autorizada a participar de la elección de la Reina Nacional en tanto que Marcelino aseguró que no dará un paso atrás y que el tema está cerrado: "punto y aparte", dijo.

Pero Iglesias no se quedó solo en sostener su posición, sino que aprovechó para, con su estilo irónico, cuestionar a su par maipucino Matías Stevanato, quien además de darle albergue a la fiesta paralela, se subió al escenario, se sacó fotos con la reina electa y disparó contra la decisión de Guaymallén. Entonces Marcelino recogió el guante y dijo que "algunos necesitan sacarse fotos después de la derrota", en referencia al revés que recibió el intendente peronista en las últimas elecciones legislativas.

No tardó Stevanato en responder al reproche pero lo hizo esta vez con más picante: "La Vendimia es mucho más que una foto. Soy una persona educada que respeta las tradiciones y costumbres del pueblo mendocino. Por eso agradezco a Coreguay por la invitación. La soberbia de no atender el sentir de un pueblo es mal que alcanzó a varios dirigentes".

A este mensaje agregó otro más crítico aún: "A Marcelino le recomiendo escuchar y aprender de las mujeres, es una gran experiencia. Si quiere politizar el tema, le digo que el pueblo de Guaymallén eligió su representante en tierra maipucina, porque su deseo fue negarles esa posibilidad".

https://twitter.com/MatiasStevanato/status/1467890942954909700