El Gobierno de Mendoza dispuso un aumento para las asignaciones familiares para todos los trabajadores públicos provinciales que posean cargas de familia. La medida rige a partir del 1 de noviembre de 2021.

Con esta medida, los rangos y montos correspondientes a la remuneración bruta, total, habitual y permanente, según ley 7.377, se modificarán y regirán a partir del 1 de noviembre, de acuerdo con la planilla anexa que complementa dicho decreto.

De esta manera, el salario familiar que hoy está en $792,12 por hijo, pasará a ser de $1.584,24; mientras que la asignación familiar por hijo con discapacidad, que hoy es de $2.583, pasará a ser de $5.166.

La resolución

El decreto lleva la firma del vicegobernador Mario Abed.

  • Artículo 1º - Fíjense los rangos correspondientes a la remuneración bruta, total, habitual y permanente y los montos correspondientes al valor de las Asignaciones Familiares según lo establecido en los Artículos 21 y 22 de la Ley Nº 7377, según se detalla en la Planilla Anexa que forma parte integrante del presente decreto acuerdo, los que regirán a partir del 01 de noviembre de 2021.
  • Artículo 2º - Ratifíquese lo actuado por los Servicios Administrativos respectivos dando por reconocidos de legítimo abono y bien pagados, desde el mes de enero 2021 y hasta la fecha del presente acto administrativo, los valores correspondientes a las Asignaciones Familiares que se hayan abonado.
  • Artículo 3º - Deróguese todo acto administrativo que se oponga al presente decreto acuerdo.
  • Artículo 4º - Comuníquese, publíquese, dese al Registro Oficial y archívese.

Los proyectos de aumento por ley

A su vez, en la Legislatura ya son tres los proyectos que buscan que esa actualización sea por ley y que acaben por equipararse los montos a los que se pagan desde la ANSES. A los presentados en Diputados por Marisa Garnica (PJ) y Mario Vadillo (Partido Verde), se sumó este lunes un nuevo pedido por parte de los gremios estatales formalizado en la cámara de Senadores.

Las asignaciones dependientes de Nación se actualizan por la ley de previsión jubilatoria cada tres meses. En cambio, en Mendoza, el monto depende de manera directa del Poder Ejecutivo por lo que, tanto con los proyectos que están en Diputados como con éste nuevo que ingresó por Senadores, lo que se busca es darle forma de ley a la problemática.