Cuentas provinciales

El Gobierno advirtió que si no refinancia la deuda podría recortar la obra pública en 2023

El diputado oficialista Jorge López insistió una y otra vez que si Rodolfo Suarez no logra que la oposición le apruebe el roll over, el año que viene se verá obligado a recortar el nivel de obra pública que viene sosteniendo

El diputado provincial Jorge López ha sido en los últimos años uno de los negociadores oficialistas que pulseó para que el Gobierno consiguiera poder refinanciar la deuda provincial. Este miércoles, en Séptimo Día por Canal 7 retomó el pedido del gobernador Rodolfo Suarez para instalar ese nuevo ruego para el Presupuesto del 2023, pero sumó una advertencia: si no pueden refinanciar la deuda deberán recortar los fondos para obra pública.

"Lo que pretendemos es que no se resienta la obra pública, que no caiga por debajo de los niveles que hemos tenido los últimos años. Costó mucho tenerlos y lo que queremos es que esos recursos que en el presupuesto se destinaron a la cancelación de la deuda poder destinarlos a la obra pública y a la generación de empleo", advirtió López, y a la par remarcó que el presupuesto previsto para este 2022 se ha visto modificado por la crisis económica que no sólo impactó en la inflación llevándola a niveles impensados cuando se aprobó esa pauta de gastos, sino también golpeó en el precio de los materiales de la obra pública.

Jorge López en 7D sobre el impacto del roll over en la obra pública.JPG

En los argumentos a los que apeló el diputado López quedó claro que el Gobierno está adelantando la discusión por la refinanciación de la deuda provincial porque advierte que es muy probable que deba destinar una mayor cantidad de fondos para cumplir con los vencimientos del 2023, pues vislumbra que una vez más el PJ no les aprobará el roll over.

Saben que la próxima discusión de la pauta de gastos se puede complicar aún más, porque en el 2023 habrá elecciones, y eso podría mezclar las especulaciones partidarias con las estrategias electorales.

"Esta herramienta (por el roll over) lo que nos permite es una mayor disponibilidad de recursos para que en el próximo presupuesto que presente la provincia para el 2023 siga manteniendo los niveles de obra", insistió y recordó que Mendoza ha sido claramente discriminada por los fondos que manda la Nación, con los que sí han podido contar otras provincias: "si se analiza eso per cápita, Mendoza está en el último lugar de la lista de las provincias que reciben fondos nacionales", repitió.

►TE PUEDE INTERESAR: ANSES: una buena noticia para los jubilados en agosto 2022

Cuánto se destinó a obra pública en el presupuesto actual

En la discusión del presupuesto de este año, el Gobierno le destinó el 9% de la pauta de gastos provincial a la obra pública. Eso trasladado a pesos significaba $30.853.000 para ese fin, que según las proyecciones de aquel momento se iban a distribuir de la siguiente manera: 41% a vivienda, el 25% a rutas, movilidad y obras municipales; un 21% para salud, educación y seguridad, y el restante 13%, para obras hidráulicas y de cuidado del agua.

Sin embargo, luego de las acaloradas discusiones en la Legislatura, aquella cifra se redujo a $24.888.058 que es el monto del que se dispuso para el área de Infraestructura. Pero esa cifra no se destina completamente a obras, ya que ahí se incluye el sueldo de los empleados del ministerio que comanda Mario Isgro.

La intención del Gobierno era recuperar el nivel de obra pública pre pandemia ya que en el 2019 también se destinó el mismo porcentaje del presupuesto a esas obras.

► TE PUEDE INTERESAR: La trieja mendocina: cómo conviven, cuáles son las reglas y qué opinan sobre ser padres

Temas relacionados: