Inflación y salud

El director de OSEP consideró que la escalada de precios en prótesis y medicamentos "no tiene lógica"

Carlos Funes, director de la Obra Social de Empleados Públicos de Mendoza (OSEP), reveló la difícil situación por la que pasa la entidad a raíz de la inflación

La Obra Social de Empleados Públicos de Mendoza (OSEP) ve cómo su presupuesto sube por la escalera mientras los precios vinculados a servicios de salud ascienden por ascensor. Eso es, palabras más o menos, lo que admitió este martes el director de la entidad, Carlos Funes, durante una entrevista con el programa "Primeras Voces", de Radio Nihuil.

El titular de la obra social más importante de la provincia y flamante director del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (Cosspra) reveló la dura situación por la que pasan este tipo de prestadores, ante la dinámica de un mercado que el gobierno nacional está decidido a desregular.

"En realidad estamos preocupados desde fines del año pasado, cuando la escalada de precios comenzó a afectar considerablemente a nuestros gastos, especialmente en lo que se refiere a insumos -entre ellos las prótesis- y los medicamentos", señaló el funcionario en el diálogo con el periodista Matías Pascualetti.

"Es una preocupación de todos los financiadores. Pero algunos, como las prepagas, tienen la posibilidad de adaptar las cuotas", remarcó, en referencia a que los ingresos de OSEP dependen -a diferencia de un privado- de los salarios estatales; que a su vez están atados a duras negociaciones paritarias entre el Gobierno de Mendoza y los gremios.

OSEP.jpg
OSEP tiene alrededor de 400.000 afiliados.

OSEP tiene alrededor de 400.000 afiliados.

►TE PUEDE INTERESAR: El director de OSEP Carlos Funes es el nuevo presidente de COSSPRA

Hay medicamentos que cuestan 200 millones de pesos

Funes reconoció que los incrementos generan ansiedad, pero enfatizó que en algunos casos particulares la disparada alcanza grados alarmantes.

"Hay medicamentos, como el Remodulin (treprostinil) -que se usa para la hipertensión pulmonar-, cuyo precio ronda los $240 millones. Hoy OSEP tiene a 5 pacientes con ese tratamiento. Y el año pasado el mismo medicamento estaba por los 30 o 40 millones. El aumento ha sido notable y en la salud, a diferencia de otros ámbitos, muchas veces no se puede esperar", evaluó Funes.

"Hace 25 años -siguió- los medicamentos e insumos no llegaban a implicarnos más del 20% del presupuesto. Hoy significan el doble y no tenemos ninguna previsibilidad a futuro porque los aumentos que vemos no tienen lógica".

Y recalcó: "Lo cierto es que los precios de insumos y medicamentos no han sido regulados ni por este gobierno nacional ni por ningún otro. En consecuencia, no sabemos cuáles son los gastos que nos implicarán para este 2024".

►TE PUEDE INTERESAR: El Senado aprobó el nuevo sistema de residencias médicas y otros 5 proyectos del plan de Salud

Como respuesta a ese panorama, el entrevistado dijo que se está buscando eficientizar todas las variables puertas adentro. "Somos cada vez más rigurosos con las prescripciones médicas; porque el primer eslabón de los recursos está en ese escritorio", comentó.

"Y luego está la provisión, que es algo que nosotros no podemos manejar. En definitiva, son muchos los factores que ponen a sistema sanitario del país en riesgo. Es un problema multifacético. Sin embargo quiero llevar tranquilidad y subrayar que no les falta ni les va a faltar ningún medicamento a nuestros afiliados", cerró.

►TE PUEDE INTERESAR: Los chequeos claves en el corazón en pacientes con dengue que salvan vidas