Preocupación por la inflación

Dueños de camiones aseguraron que el combustible les subió el 20% y que eso alterará los precios

Así lo expresaron desde Aprocam, la entidad que nuclea a los propietarios de transportes de Mendoza. Afirmaron que el incremento se produjo esta semana y que se lo intenta ocultar

La Asociación Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam) informó este miércoles que para los transportistas el combustible aumentó mucho más que el 10% anunciado oficialmente; y anticipó que el alza se trasladará a los precios en el corto plazo. La noticia preocupa luego de que febrero marcara la mayor inflación en 10 meses.

"Desde el lunes a las 0 se anunció un incremento de entre el 9,5 y el 11% para el público en general. Pero la verdad es que nosotros, cuando vamos a cargar, nos encontramos con que el aumento fue de entre el 15% y el 20%", acusó el presidente de la entidad, Daniel Gallart, en diálogo con Diario UNO.

De acuerdo con Aprocam, cuando los camiones van a cargar combustible se encuentran con que las tarifas para los transportistas difieren de las que se aplican al común de la gente. Los aumentos -dicen en la asociación- son mayores. Y esto a pesar de que son consumidores mayoristas.

"Emitimos un comunicado porque queríamos que la población sepa que lo que afirma el gobierno nacional respecto a los precios es irreal. Entendemos que estos aumentos diferenciados que sufrimos nosotros no aparecen en las cifras oficiales de inflación, se 'dibujan', y sin embargo influyen en los bolsillos de todos", consideró Gallart.

Camiones varados.jpg
Según los propietarios de camiones, cada vez es más complicado acceder a los repuestos y concretar el mantenimiento de las unidades.

Según los propietarios de camiones, cada vez es más complicado acceder a los repuestos y concretar el mantenimiento de las unidades.

El gasoil importado, la guerra y la inflación

Gallart contó además que el 30% del gasoil que se utiliza en el país es importado. En un contexto mundial en el que el precio de las commodities se ha disparado por efecto de la guerra Rusia-Ucrania, es de esperar que la presión sobre los costos aumente y, en consecuencia, eso termine impactando en los precios.

"Los transportistas utilizamos frecuentemente dos canales para cargar combustible -se explayó el entrevistado-. Uno es la cuenta corriente que algunas firmas tienen con las empresas petroleras. Ese canal vio que la suba de esta semana no era del 10 ni del 11, sino del 15%".

"El otro canal -siguió Gallart- es el llamado 'mayorista', para quienes compran gasoil a granel. Vimos que ese canal tuvo aumentos del 20,3%".

-Momento: ¿o sea que el combustible mayorista sale más caro que el de las estaciones de servicio?

-Sí. Es algo fuera de toda lógica. Lo que pasa es que son aumentos que no se difunden. Entonces la persona que no se dedica a esto va a la estación y no nota tanto incremento; aunque lo terminará pagando en los productos que le llegan a través de los transportes, a quienes se les aplica esta suba que podríamos llamar "oculta".

El frente interno

Si bien en Aprocam admiten que no hay mucho que Argentina pueda hacer para modificar la disputa entre las grandes potencias que está desacomodando los precios internacionales, sí creen que en el ámbito doméstico hay variables que se podrían optimizar.

En ese sentido, Gallart recalcó que antes del último sacudón se habían postergado las modificaciones en los precios de los combustibles durante 10 meses. Y cuando les soltaron las riendas, los aumentos salieron al galope.

"A esto tenés que sumarle que no conseguimos repuestos, ni neumáticos; ni siquiera camiones para comprar. Los precios de los camiones, de hecho, han aumentado un 40% en dólares, porque no los traen al país", describió el representante.

¿Cómo seguirá la historia? Hay varios escenarios. De mantenerse las cosas como están, Gallart avisa que no sería descabellado que algunos transportistas optaran por cargar sus camiones en las estaciones de servicio "convencionales", debido a que "los mayoristas manejan tarifas más caras".

"Esto generaría un aumento en la demanda de las estaciones de servicio de calle, con los camiones asistiendo ahí para evitar los incrementos sobre los que venimos advirtiendo aunque el gobierno no lo quiera ver", concluyó Gallart.

Temas relacionados: