Crímenes de lesa humanidad

Dos ex magistrados y 18 ex policías fueron detenidos por las desapariciones de Garrido y Baigorria en los ´90

Los ex jueces Enrique Knoll y Adelmo Argüello fueron detenidos este miércoles junto con 18 policías por la Justicia Federal, a cargo del caso desde 2017. Otro ex policía no fue hallado

La Justicia Federal detuvo este miércoles a los ex jueces provinciales Enrique Knoll y Adelmo Argüello, ya retirados de la actividad, por las desapariciones de los albañiles Adolfo Garrido y Raúl Baigorria, ocurridas en el parque San Martín, en 1990.

Otras 18 personas, todas ex policías de Mendoza, también fueron detenidas. Otro uniformado no fue encontrado. Los operativos se realizaron este miércoles y estuvieron a cargo de Gendarmería Nacional en el Gran Mendoza.

Todos están bajo sospecha de haber contribuido, ya sea por acción u omisión, a que jamás se supiera del destino final de los desaparecidos.

Knoll fue uno de los magistrados investigadores del caso y fue destituido en el 2000. Argüello se jubiló y en 2002 pidió, durante un juicio en Mendoza, la absolución por falta de pruebas de Charly García, quien había llegado acusado de lesiones.

El caso Garrido-Baigorria, que durante décadas fue investigado por la Justicia Provincial, pasó a la Justicia Federal desde 2017 por tratarse de un caso de desaparición forzosa que es considerado delito de lesa humanidad, imprescriptible a pesar del paso del tiempo.

Todos los detenidos este miércoles arriesgan, en caso de determinarse responsabilidades penales, la pena de prisión perpetua.

En 1998, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado Argentino a pagarles fuertes sumas en dólares a los familiares de los desaparecidos.

Además, en el punto 4 de la resolución decidió que el Estado argentino debía investigar y poner bajo proceso penal a los responsables por acción u omisión.

Lo hizo de este modo:

"El Estado argentino debe investigar los hechos que condujeron a la desaparición de los seores Adolfo Garrido y Raúl Baigorria y someter a proceso y sancionar a sus autores, cómplices, encubridores y a todos aquéllos que hubiesen tenido participación en los hechos" "El Estado argentino debe investigar los hechos que condujeron a la desaparición de los seores Adolfo Garrido y Raúl Baigorria y someter a proceso y sancionar a sus autores, cómplices, encubridores y a todos aquéllos que hubiesen tenido participación en los hechos"

imagen.png
Una de las ofertas de recompensa.

Una de las ofertas de recompensa.

Intervienen el fiscal federal Fernando Alcaraz y el juez federal Marcelo Garnica.

El querellante es el abogado Carlos Varela Álvarez, que desde 1990 trabaja en el caso que fue tratado en la Corte Interamericana de Derechos Humanos por ser, junto con el caso Paulo Guardati, desaparecido en 1992, episodios de extrema gravedad institucional, ya que sucedieron en democracia y a manos de la Policía de Mendoza.

fiscal federal Fernando Alcaraz.jpg
El caso Garrido y Baigorria es investigado por el fiscal Fernando Alcaraz.

El caso Garrido y Baigorria es investigado por el fiscal Fernando Alcaraz.

A través de los años, el Ministerio de Seguridad de la Nación ofreció recompensas en dinero por información que sirviera para esclarecer el caso.

Nunca hubo imputados ni detenidos, hasta este momento.

Knoll fue juez de la provincia y Argüello se desempeñó como fiscal provincial pero primero fue juez del caso.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos monitorea la pesquisa

La detención de los ex magistrados y de los 19 policías se produjo pocas horas antes de que el Estado Nacional Argentino y la Justicia Federal de Mendoza rindieran cuentas ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos acerca de las últimas actuaciones del caso Garrido-Baigorria.

El 17 de enero último, Pablo Saavedra Alessandri, Secretario de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, manifestó, por nota número 564, "profunda preocupación" por la falta de novedades concretas en la investigación judicial.

Este es parte del documento oficial de la institución:

"La Comisión reitera su profunda preocupación, ya que tras más de 30 años de la desaparición de las víctimas no se han dado avances sustantivos en la investigación. En ese sentido, la CIDH recuerda que ante la gravedad de los hechos del caso, es necesario que el Estado impulse eficazmente la investigación para que produzca resultados concretos y pueda cumplir con lo ordenado por la Honorable Corte. La CIDH solicita respetuosamente a la Corte que requiera al Estado que le informe sobre el curso actual de la investigación, los avances alcanzados por el EAAF, las fechas de las últimas diligencias realizadas, el plan de investigación para los próximos meses, así como los recursos asignados para su desarrollo" "La Comisión reitera su profunda preocupación, ya que tras más de 30 años de la desaparición de las víctimas no se han dado avances sustantivos en la investigación. En ese sentido, la CIDH recuerda que ante la gravedad de los hechos del caso, es necesario que el Estado impulse eficazmente la investigación para que produzca resultados concretos y pueda cumplir con lo ordenado por la Honorable Corte. La CIDH solicita respetuosamente a la Corte que requiera al Estado que le informe sobre el curso actual de la investigación, los avances alcanzados por el EAAF, las fechas de las últimas diligencias realizadas, el plan de investigación para los próximos meses, así como los recursos asignados para su desarrollo"

TE PUEDE INTERESAR: Activaron operativo de máxima seguridad por la llegada de 15.000 hinchas del Colo Colo a Mendoza

Temas relacionados: