Crisis económica

Cambios en la cámara empresaria de alimentos tras el tirón de orejas del ministro Caputo por los precios

El histórico Daniel Funes de Rioja dejaría la presidencia de COPAL y asumiría su segunda, Carla Bonito, según se informó desde el organismo

Por UNO

La tensión entre el gobierno de Javier Milei y las empresas productoras de alimentos llegó a su punto máximo días atrás y terminó con cambios en la estructura de la poderosa COPAL, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios.

Los cambios se concretarán en los primeros días de abril en la asamblea donde se definirán los cargos aunque ya se sabe cuáles son los más drásticos.

La crisis se definió con el apartamiento de nombres como el de Daniel Funes de Rioja, histórico presidente de la entidad y hombre fuerte de la Unión Industrial Argentina, y de Alfredo Gusmán, representante de la Federación Argentina de Productores e Industrializadores de Sal, entre otros.

►TE PUEDE INTERESAR: Mauricio Badaloni cuestionó la apertura de las importaciones sin la baja impositiva

Luis Caputo-UIA.jpg
Daniel Funes De Rioja dejaría la presidencia de Copal, luego de la decisión nacional de la apertura de las importaciones.

Daniel Funes De Rioja dejaría la presidencia de Copal, luego de la decisión nacional de la apertura de las importaciones.

Según pudo saber Noticias Argentinas, la presidencia de la Copal sería ocupada por Carla Bonito, quien hoy oficia como segunda de Daniel Funes de Rioja.

Por definición la presidencia no puede estar en manos de un titular de empresa. Y el nombre de Bonito como sucesora es la que más chances tiene. "Sabe del sector y es muy trabajadora", reconoció un miembro de la entidad.

La semana pasada Economía bajó la carga impositiva para la importación de alimentos y otros productos de la canasta básica para compensar los altos precios en las góndolas.

Tras el anuncio oficial el secretario de Comercio Pablo Lavigne recibió a los ejecutivos de empresas fabricantes de alimentos de la cámara Copal, quiénes le plantearon la necesidad de igualar el tratamiento impositivo para los insumos necesarios en la producción.

Desde el Gobierno advierten que tras la resolución algunos precios comenzaron a bajar.

¿Qué alimentos se pueden importar?

En ese listado aparecen, entre los alimentos: Carnes bovinas, porcinas, aviar, y derivados; Pescados y derivados; Lácteos y derivados; Huevos, Hortalizas, Legumbres, Frutas, Verduras, Frutos secos y demás alimentos primarios, Especias, Cereales y sus derivados, Oleaginosas y sus derivados, Grasas y aceites, Preparaciones alimenticias (pastas, salsas, panificados, confituras, enlatados, etc.) e Insumos alimenticios (extractos, concentrados, cacao, etc.). También cervezas y bebidas sin alcohol.

También se incluyó productos de higiene personal: Algodones e hisopos, Desodorantes Corporales, Máquinas y espuma de afeitar, Insecticidas de uso personal, Jabón de tocador, Pañales Descartables, Papel Higiénico, Pastas Dentales, Preservativos, Productos para Bebes, Protección Femenina, Shampoo y Acondicionador, indicaron fuentes oficiales.

Entre los de limpieza estarán detergentes, Jabón/Detergente para Ropa y Suavizantes; y Lavandina y Limpiadores. Habrá, también, unos 800 medicamentos que tendrán ese tratamiento impositivo.

La COPAL es una organización empresaria que nuclea y representa a casi la totalidad de los sectores que conforman la industria de alimentos y bebidas de Argentina. Cuenta con más de 34 cámaras sectoriales asociadas, que representan a más de 2.200 empresas de todo el país.

►TE PUEDE INTERESAR: El consumo masivo cayó 13,4% en febrero en la comparación interanual

Temas relacionados: