Policiales Miércoles, 1 de agosto de 2018

Ya son 5 los empresarios detenidos por contrabando

Los acusan de haber evadido al fisco al menos en $14 millones valiéndose del tráfico ilegal por Chile.

Escándalo. El delito federal tiene varias personas investigadas y ya son cinco lo apresados.

Contrabando de productos multirrubro desde la mismísima y lejana China, cruzando el Pacífico, ingresando a Chile y pasando la cordillera de los Andes para llegar a Mendoza. Ese era, al parecer, el negocio montado desde hacía tiempo por al menos cinco empresarios de la provincia, que el lunes por la tarde fueron detenidos por orden de la Justicia federal. El monto de lo contrabandeado, según trascendió, alcanzaría en principio unos $14 millones. Detrás de la denuncia está la implacable AFIP.

Presos en la U32, la pequeña alcaidía para reclusos de los Tribunales Federales de calle España, ya fueron imputados por el juez Walter Bento por los delitos de asociación ilícita y contrabando agravado por el concurso de tres o más personas y por el monto. Enfrentan una pena de 4 a 20 años de cárcel en caso de condena. Corre un rumor no confirmado de que podría haber otro detenido en Chile y que además se sumarían algunos en la provincia.

El juez federal Walter Bento interviene en la causa.

El juez federal Walter Bento interviene en la causa.

Los detenidos, cuyas identidades se han filtrado parcialmente son: Cheng Sheng, de ciudadanía china, a quien se lo vincula con un conocido restorán de tenedor libre del microcentro. Las versiones sobre él son distintas. En el entorno del caso aseguran que es uno de los dueños, mientras que desde el negocio de comidas señalan que es un ex socio. El segundo detenido es de apellido Rodríguez, un empresario propietario de una compañía que presta servicios de seguridad con clientes importantes a reparticiones del Estado provincial y nacional y también a firmas privadas. Otros dos son de apellido Nasi y Martínez; no se obtuvo el apellido del quinto apresado, ni hubo datos disponibles sobre sus actividades. Uno de ellos fue detenido en Junín y le habrían secuestrado una suma de $4 millones en su poder.

Son tres las causas judiciales abiertas en las que están involucrados los cuatro, aunque no todos en las mismas. También habría tres camiones incautados hace tiempo con mercadería de contrabando, alguno de ellos habría sido hallado tras ser abandonado. Además, hay otra causa penal relacionada contra uno de los detenidos que está radicada en la ciudad de Orán, en Salta, por los mismos delitos.

Las pruebas más contundentes contra los hombres de negocios serían una serie de escuchas telefónicas con las que los detectives pudieron determinar el accionar de la banda como un grupo organizado y con una jerarquía formado para delinquir. Si es así y los audios son certeros, será complejo para los detenidos evitar una sentencia adversa.

¿Qué contrabandeaban? Todavía no está muy claro pero se habla desde juguetes hasta anteojos. Nadie descarta que, teniendo en cuenta que la industria china fabrica lo que sea a precios bajísimos, hayan traficado mercadería según la oportunidad que les daba el mercado.

La redada comenzó el lunes por la tarde cuando el titular del Juzgado Federal y Electoral N°1 de Mendoza, Walter Bento, ordenó más de una decena de allanamientos en el barrio privado Dalvian, que realizó con fuerzas de la Policía provincial, además de otros procedimientos en la zona metropolitana y diversas medidas que se seguían ejecutando hasta ayer por la tarde. Dos de ellos vivían en el country del piedemonte. El magistrado se movió con la división de Narcocriminalidad pero no porque buscara drogas sino porque es el sector de la fuerza provincial con la que habitualmente trabaja.

Ayer por la mañana fue frenético el movimiento en el edificio de Tribunales Federales. Los acusados fueron sometidos a declaración indagatoria. Dos penalistas del medio, los abogados Raúl Ricardo Sánchez y Javier Angeletti, se presentaron como defensores de los investigados, lo que se deberá ratificar con el correr de las horas. Hoy continuarán las requisitorias judiciales y los defensores le pedirán al juez federal la excarcelación de los cinco, tarea difícil para los letrados porque ambos delitos en caso de condena imponen penas de cumplimiento en la cárcel por lo que cabrían un riesgo de fuga y también porque el tribunal está en pleno desarrollo de la tarea investigativa, cuyo éxito querrá preservar con los sospechosos tras las rejas para que no puedan torcer el curso de la causa.

Como las indagatorias ya se habrían realizado, es probable que los cinco empresarios detenidos permanezcan uno o dos días más en la alcaidía de tribunales, mientras el juez resuelve todos los planteos inmediatos que realicen los abogados defensores y que estarán relacionados con el recupero de la libertad. Una vez agotados esto, es casi un hecho que ordene su traslado a la cárcel salvo por alguna liberación a la que pueda hacer lugar.

Dejanos tu comentario