La acusación sostiene que era el juez federal Walter Bento quien recibía las coimas para beneficiar a presos, era Diego Aliaga quien gestionaba la operación y eran al menos tres abogados los que también participaban de la banda.

Con los allanamientos y las imputaciones de este miércoles, tres abogados relativamente conocidos en los pasillos de Tribunales quedaron en lupa de la megacausa acusados de integrar una asociación ilícita dedicada a las coimas federales.

La teoría de fiscal Dante Vega sostiene que cuando una persona caía detenida por contrabando o narcotráfico, Diego Aliaga -asesinado el año pasado- se contactaba con ellos para ofrecerle la posibilidad de pagar una coima. Cuando accedían, el caso era tomado repentinamente por alguno de estos abogados que presentaba un escrito ante el juez Walter Bento y lograban la excarcelación o la prisión domiciliaria. Pero, ¿quiénes son los profesionales del Derecho sospechados?

Martín Ríos y Matías Aramayo

Martín Ríos es un abogado de amplia trayectoria tanto en la Justicia Federal como en la provincial. Tuvo su capítulo mediático en 2013 cuando entregó a las autoridades la corona de la Vendimia que había sido robado de una joyería.

Junto a Aramayo, su colega de perfil más bajo, han intervenido en causas relevantes como por ejemplo la defensa de Diego Pelado Vildoza, quien fuera durante unos meses el prófugo más buscado de Mendoza. Otro caso resonante fue la defensa del cirujano estético Carlos Arzuza, investigado por casos de mala praxis y fraude a OSEP.

En el ámbito federal han intervenido en causas de contrabando y hasta de lesa humanidad. Por ejemplo, representan legalmente a Segundo Carabajal, quien cumple una pena de 10 años por la apropiación de Claudia Domínguez Castro -quien luego sería la nieta recuperada 117-.

Luciano Ortego

Luciano Edgardo Ortego es tristemente célebre en el ámbito judicial. Fue investigado por sacarle $500.000 de una indemnización a una clienta suya que había recibido ese dinero tras la muerte de su marido. El letrado terminó pagando más de un $1.000.000 para solucionar el conflicto y zafar de una condena de años de cárcel.

Ortego también es conocido porque en 2009 se había casado con una de las hijas de Emir Yoma, excuñado y asesor del expresidente Carlos Menem.

Junto a Martín Ríos y Matías Aramayo protagonizaron un juicio por jurados en 2019, ya que representaron a algunos de los sospechosos de matar a un futbolista de 17 años en Maipú. Sus clientes fueron condenados a prisión perpetua.

Seguir leyendo