Lunes, 20 de febrero de 2017

Tragedia en Mendoza: la defensa del chofer pidió que no sea alojado en el penal

Hizo una presentación ante la Justicia para que Francisco Sanhueza sea alojado en otro lugar mientras pasa su proceso. La imputación que pesa sobre él prevé una pena que va de 8 a 25 años.

La defensora del chofer del micro de TurBus que manejaba en el momento del accidente en Horcones que dejó 19 muertos, pidió que el hombre no sea alojado en el penal. El fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello deberá decidir dónde pasará el acusado su proceso.Se trata de Francisco Sanhueza, quien quedó alojado en los calabozos de la Comisaría 11, de Luján, luego que el domingo lo imputaran por homicidio simple con dolo eventual en concurso real con lesiones graves dolosas, lo que arriesga una pena que va de 8 a 25 años de cárcel."La defensora ayer hizo una presentación, un planteo, que tengo que resolver en el transcurso del día para determinar dónde quedará alojando el imputado", dijo Pirrello.En este hecho se tiene en cuenta que se trata de un chofer profesional, que conoce la ruta y que pese a las advertencias que le dieron los pasajeros por el exceso de velocidad hizo caso omiso y como consecuencia provocó las muertes y los heridos. Por esto no se lo considera como negligente.Inmediatamente ocurrido el accidente, Sanhueza y el otro chofer Pedro Vargas, quedaron detenidos a disposición de la Justicia.A medida que los sobrevivientes declaraban y contaban los detalles de lo ocurrido poco antes del accidente, se determinó que Sanhueza era quien iba al mando del volante, mientras que Vargas descansaba en uno de los asientos."Es testimonio de Vargas es importante porque hace referencia al exceso de velocidad y que él le pidió junto a los pasajeros que bajara la velocidad, y el chofer hizo caso omiso a este pedido", dijo el fiscal Pirrello a Buen día Argentina, en Canal 7 Mendoza.Los resultados de los estudios en ambos choferes dieron negativo para alcohol y drogas.Los testimonios tomados hasta el momento relataron que "cuando empezó a subir el camino de montaña empezó a acelerar, se caían los equipajes que estaban encima de los asientos y eso los motivaba a pedirle al chofer que bajara la velocidad"."Estamos en los primeros momentos de investigación hay muchas pericias pertinentes y útiles para terminar de acreditar lo que estamos investigando", sostuvo Pirrello quien dijo que el micro quedó secuestrado en la Comisaría de Uspallata para el resguardo y para seguir con los peritajes.

Más noticias