Casi todos los allanamientos que se realizaron el miércoles en la causa por presuntas coimas en la Justicia Federal fueron exitoso. Menos uno: el que debía terminar con la detención del abogado Luciano Ortego. El hombre estuvo prófugo casi 24 horas, hasta que se terminó entregando.

El letrado se presentó minutos antes de las 9 en Tribunales Federales y quedó detenido a disposición del fiscal federal Dante Vega, quien investiga la megacausa.

Luciano Ortego será imputado e indagado en la jornada de hoy como miembro de la asociación ilícita que, según la acusación, lideraba el juez federal Walter Bento. La reconstrucción sostiene que el letrado -junto a otros dos que ya están detenidos- tomaban la representación de los presos que, presentando un escrito sin mayores argumentos, lograban salir del penal con beneficios como la prisión domiciliaria o la falta de mérito, dictado por el magistrado.

Luciano Edgardo Ortego es tristemente célebre en el ámbito judicial. Fue investigado por sacarle $500.000 de una indemnización a una clienta suya que había recibido ese dinero tras la muerte de su marido. El letrado terminó pagando más de un $1.000.000 para solucionar el conflicto y zafar de una condena de años de cárcel.

Ortego también es conocido porque en 2009 se había casado con una de las hijas de Emir Yoma, excuñado y asesor del expresidente Carlos Menem.

Junto a Martín Ríos y Matías Aramayo protagonizaron un juicio por jurados en 2019, ya que representaron a algunos de los sospechosos de matar a un futbolista de 17 años en Maipú. Sus clientes fueron condenados a prisión perpetua.

Seguir leyendo