Este miércoles será un día clave en la investigación por la golpiza que recibió un menor de edad en Chacras de Coria por parte de un grupo de rugbiers violentos. Se esperan definiciones respecto a posibles imputaciones de los sindicados por los testigos del hecho. En paralelo, una importante autoridad judicial decidió separarse de la investigación.

El expediente penal tuvo su origen el lunes al media mañana, un día después de que se produjo el ataque. Trascendió que un ayudante fiscal de Homicidios se dirigió a la Clínica de Cuyo para actuar de oficio luego de que el padre de la víctima brindara su primer testimonio en el programa Hola Mendoza. Sin embargo, antes de llegar a la institución se enteró que el progenitor había realizado la denuncia judicial.

El expediente recayó en manos de la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, quien desde entonces se encuentra tomando declaraciones testimoniales para definir las imputaciones. También espera el adelanto del Cuerpo Médico Forense (CMF) para definir la calificación del hecho, aunque todo parece indicar que será lesiones graves -de 1 a 6 años de cárcel- ya que si bien la víctima sufrió fracturas no dejarán secuelas permanentes -en ese caso sería lesiones gravísimas-.

juicio por jurado blindado universidad maza fiscal claudia rios.jpg
La fiscal Claudia Ríos investiga el brutal ataque.

La fiscal Claudia Ríos investiga el brutal ataque.

La otra alternativa es una tentativa de homicidio, tal como se calificó el ataque en patota a Moisés Pérez hace algunas semanas, pero para esto hay que demostrar que los rugbiers violentos tuvieron intenciones de matar a la víctima. Lo cierto es que cerca del mediodía de este miércoles habrá novedades al respecto.

También trascendió de fuentes judiciales que el superior de la fiscal Ríos, el jefe fiscal de Homicidios Fernando Guzzo, se inhibió del expediente desde un primer momento. El magistrado no sólo reside en el barrio Liceo -donde viven varios de los protagonistas de la historia- sino que pertenece al club y desde hace varios años viene brindando charlas a los jóvenes jugadores justamente para evitar golpizas y hechos de violencia de género.

El magistrado fue reemplazado por el jefe fiscal Correccional y de Tránsito, Darío Tagua, quien ahora supervisará el trabajo que lleva adelante la fiscal Ríos.