La investigación por el ataque en patota a Moisés Pérez (30), quien fue brutalmente agredido hace una semana en Chacras de Coria, tuvo días agitados y los seguirá teniendo. Este lunes se decidió enviar al penal a los cuatro detenidos que tiene el expediente, quienes ya solicitaron declarar para brindar su versión y también reclamaron una morigeración en su detención.

La fiscal de Homicidios Claudia Ríos decidió mandar a la penitenciaria a los hermanos Juan Manuel (28) y Malena (19) Martínez Araujo, el novio de esta última Alexis Sebastián Romero (20), y Gonzalo Agustín Puebla (19). Todos están imputados por tentativa de homicidio agravado por el concurso premeditado de varias personas, por lo que arriesgan una potencial condena de 10 a 15 años de cárcel.

Seguir leyendo

moises moncho perez.jpg
Moisés Pérez, víctima del ataque en patota.

Moisés Pérez, víctima del ataque en patota.

Ante esta situación, los abogados defensores Emiliano Marlia y Franco Migliavacca -representan a todos menos a Puebla- solicitaron un control jurisdiccional para que un juez revea si pueden quedar libres o al menos con arresto domiciliario. A su vez, presentaron un pedido de mantención de libertad para Alexander Martínez Araujo y Michael Rodríguez Rosales, los otros dos identificados por el ataque en patota que aún no han sido detenidos. La idea era presentarlos ante la Justicia, que sean imputados y queden libres, pero la fiscal negó la solicitud y ahora también será revisado por un juez.

Por último, fuentes judiciales adelantaron que los detenidos solicitaron declarar en la causa por lo que brindarán su versión sobre la pelea ocurrido en Chacras de Coria.

La golpiza a un joven a la salida de una fiesta en Chacras de Coria

Ataque en patota

En la noche del domingo, Moisés Pérez había salido a bailar a un local ubicado en las inmediaciones de los caracoles de Chacras de Coria. Al salir del lugar se produjo una pelea donde terminó siendo golpeado por una decena de jóvenes. La víctima quedó internada en delicado estado con fracturas de rostro y de cráneo, aunque a los días logró mejorar su estado de salud y ahora espera ser operado de las lesiones óseas que sufrió en la cara. Si bien Moisés Pérez no ha declarado formalmente en la causa, la teoría de la Fiscalía es que estaban agrediendo a una joven y salió en su defensa.

Lo cierto es que días después se viralizó un video donde se veía el ataque y un testigo que vive en el mismo barrio que los sospechosos declaró en la causa y logró individualizarlos. En la jornada del viernes cayeron los primeros cuatro detenidos. Además, hay un testigo de identidad reservada quien aseguró que los sospechosos dijeron "agarrémoslo" cuando vieron pasar a Moisés Pérez. En tanto que los amigos del denunciante aseveraron que cuando salieron de boliche ya se estaba produciendo la pelea.