Diario Uno Policiales Rosario
Cumple prisión domiciliaria

Rosario: balearon a un narco de 74 años al que le mataron dos hijos

En medio de un clima de extrema violencia, un narco de 74 años, al que le mataron dos hijos, fue atacado a balazos en la casa donde vive, en Rosario, por sicarios a bordo de una moto

Por UNO

Un hombre de 74 años que cumple prisión domiciliaria acusado de integrar una organización dedicada al narcotráfico, y a quien el año pasado le asesinaron a su hijo, nuera y nieta, fue herido al ser atacado a balazos en la casa donde reside, en la ciudad de Rosario, informaron este jueves fuentes policiales y judiciales.

El ataque fue cometido cerca de las 22 de este miércoles y la víctima fue Miguel Albornoz, alias "Caracú", quien cumple arresto domiciliario en la vivienda situada en Cullen al 1100 bis, del barrio Empalme Graneros, en la zona oeste de Rosario.

Seguir leyendo

De acuerdo a las primeras averiguaciones, el móvil del ataque estaría vinculado con la comercialización de drogas al menudeo en el barrio Ludueña norte, dijeron a Télam fuentes de la investigación.

La sospecha de los investigadores es que Albornoz “sigue activo” en la venta de estupefacientes, a pesar de cumplir prisión domiciliaria en una causa por drogas, y el ataque de este miércoles estaría ligado a un enfrentamiento con otro narco que está detenido en la cárcel santafesina de Piñero.

Según la pesquisa, todo comenzó cuando Albornoz, que está acusado de integrar una banda dedicada al narcotráfico y es pariente de las víctimas de un triple homicidio ocurrido en febrero del año pasado, escuchó que golpearon al portón de la vivienda donde reside cerca de las 21.50.

De acuerdo al relato de testigos, cuando “Caracú” abrió la puerta, vio a un hombre con ropas oscuras y casco que extrajo un arma de fuego y le disparó.

En ese momento, Albornoz recibió dos balazos en las piernas y alcanzó a cerrar el portón, aunque el agresor siguió tirando hasta que finalmente escapó a bordo de una moto que lo esperaba y que era conducida por un cómplice.

Al menos dos tiros dieron en la pierna derecha de "Caracú", aunque según el informe médico las lesiones no ponen riesgo a su vida.

En la escena del ataque, la policía encontró siete vainas servidas, calibre 9 milímetros, añadieron los voceros.

Albornoz fue detenido en abril de 2019, acusado de ser parte de una organización dedicada a la producción y comercialización de droga, que regenteaba una cocina y kioscos en un amplio sector de la zona noroeste de Rosario.

En un procedimiento realizado por fuerzas federales de seguridad y la Policía santafesina, que se extendió a lo largo de 17 domicilios allanados, se secuestraron medio kilo de marihuana y medio kilo de cocaína, a la vez que fueron detenidas 10 personas.

Entre los arrestados estaba un hijo de “Caracú”, de nombre Gustavo, recordaron voceros de aquella investigación.

El juez federal de Rosario, Carlos Vera Barros, procesó ese mismo año a Albornoz por comercio de estupefacientes, pero le dictó prisión preventiva por la edad del imputado.

El 16 de febrero del año pasado, un hijo “Caracú”, la nuera y la nieta, identificados como Christopher Nahuel Albornoz y Florencia Naomi Corvalán, ambos de 21 años, y Chesis Albornoz, de solo 1 año, fueron asesinados a balazos cuando se movilizaban a bordo de una moto y los atacaron presuntos sicarios que iban en un auto.

Las víctimas recibieron ráfagas de ametralladora que los derribaron de la moto.

Te puede interesar Lo condenaron a prisión perpetua por el femicidio de su ex pareja

Las autopsias determinaron que Nahuel recibió cuatro heridas, su mujer tuvo 9 impactos de bala y la beba recibió tres disparos, mientras que por el ataque fueron imputados tiempo después dos jóvenes.

Para la pesquisa, tanto el triple homicidio como el ataque de de este miércoles contra "Caracú" Albornoz, fueron ejecutados por miembros de bandas dedicadas al narcotráfico que se disputan territorios en zonas barriales de Rosario.

Además, Albornoz había perdido a otro de sus ochos hijos en 2001, un joven de 25 años de nombre Ángel, que fue asesinado a puñaladas.

Y el 14 de agosto pasado asesinaron a un nieto suyo, Jeremías Albornoz, de 26 años, en su vivienda de Vélez Sarsfield al 6200.

Te puede interesar Paraná: atacaron a balazos y puñaladas a una policía y a su sobrina

Según la investigación, que tiene a seis detenidos, dos personas llegaron hasta la casa en un Ford Fiesta y dispararon contra el inmueble.

Uno de los disparos dio en la cabeza de Jeremías, quien murió en el lugar, y otro hirió de gravedad a una prima suya, llamada Ayelén.