En las primeras horas de la mañana se volvió a desplegar al personal policial en el límite entre los departamentos de San Martín y Maipú. Las localidades de Santa Blanca, San Roque y Palmira fueron abarcadas por una importante cantidad de efectivos policiales desde la tarde del jueves.

Embed

Personal de la División de Homicidios, Búsqueda de Personas, Policía Rural, Policía Montada, Unidad Investigativa de Maipú y Cuerpo de Canes, acompañados por drones y hasta el helicóptero Halcón 1, se desplegaron en la búsqueda. Cuando oscureció se interrumpió el operativo pero se retomó esta mañana por el interior del río Mendoza y los descampados aledaños.

Sergio Lobos 2.jpeg

Estas fueron las últimas zonas por las que se movió Sergio Salvador Lobos el martes pasado. Según la primera reconstrucción que realizó el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, el hombre se dirigió a la casa de un albañil radicado en Maipú a quien conocía por haber trabajado juntos en obras en construcción.

Sergio Lobos salió en su camioneta Ford Ranger y el objetivo era comprar una barra antivuelcos para el rodado. Sin embargo, nunca más volvió a ser visto. Sus familiares hicieron la denuncia y se inició un expediente por averiguación paradero.

Sergio Lobo.jpg
Sergio Lobos y la camioneta en que circulaba.

Sergio Lobos y la camioneta en que circulaba.

Los pesquisas se dirigieron a la casa del albañil y realizaron un allanamiento, pero no estaba ninguno de los dos. A pocos metros se encontró la camioneta de la víctima que tenía algunas modificaciones: le habían quitado los estribos y le pintaron las llantas.

Los investigadores creen que Sergio Lobos fue citado por el hombre para engañarlo y podría haberlo atacado por problemas personales. Esa es la primera hipótesis de la investigación, aunque lo importante por estas horas es dar con el paradero de alguna de las dos personas.

Temas relacionados: