Policiales Miércoles, 3 de octubre de 2018

Postergaron la sentencia a un ex empleado judicial

Recién la semana que viene podría haber alegatos y sentencia en el caso de Lucas Fernández (31) el ex empleado del Ministerio Público Fiscal que trabajaba en Santa Rosa y que está acusado de drogar a dos niñas menores y haber abusado sexualmente de una de ellas. El martes se esperaba que declare una perito psicológica, que tenía que ampliar los detalles de su informe, pero algunos hechos delictivos ocurridos en la zona dejaron sin movilidad y sin posibilidad de traslado a la profesional.

Posiblemente este miércoles se realice lo que estaba planeado para el martes, pero los tiempos y las agendas ya no permitirán que el juicio contra Fernández concluya esta semana y recién el lunes próximo podría haber alegatos.

Los estudios psicológicos que se efectuaron sobre el acusado ya habían comenzado a realizarse en el inicio mismo de la causa, pero los que encarnaban su defensa en ese momento plantearon un recurso y obligaron a suspenderlo.

Sin embargo, cuando la defensa cambió de manos y pasó a ser responsabilidad de los abogados Juan Rosello y Jorge Cantalejos, estos entendieron conveniente para su asistido que esos estudios se completaran y se arribara a una conclusión pericial. Este estudio se hizo ayer, con presencia de la profesional que lo efectuó, y se esperaba escucharlo en el debate. Sin embargo las movilidades que se ocupan para trasladar a los peritos oficiales no son tantas y ayer la que estaba afectada para esto debió ser reasignada y viajar a Rivadavia. Así las cosas, la audiencia se suspendió y se programó para este miércoles.

En esa pericia se habla sobre la personalidad del imputado y, por ende, su adicción a los estupefacientes.

En la primera parte de la pericia, aquella efectuada a los pocos días de que Fernández fuera detenido, indique que tiene rasgos "narcisista y psicopáticos" y una personalidad "ansiosa e irritable, infantil e inmadura". Además se espera que en la segunda parte del informe se pueda establecer si es adicto o no, cual es su dependencia y si el consumo puede haber afectado su conducta y su memoria a corto plazo.

La Fiscalía, más allá de que estima que las declaraciones de las víctimas en Cámara Gesell son por demás claras y suficientes, pretende utilizar algunas partes de esta pericia en los argumentos de su alegato.

Lucas Fernández fue imputado por abuso sexual y sus víctimas fueron dos niñas de 12 años. El 24 de enero estaban con él dentro de su auto en El Carrizal y La acusación sostiene que el imputado les dio estupefacientes y abusaba de una de ellas cuando fue sorprendido por una pareja que paseaba por la zona.