Fin de la investigación

Pidieron que vaya a juicio el sospechoso del crimen del periodista Luziano Moreno en el barrio Bombal

De no mediar sorpresas en las próximas semanas, Pablo Rivas Stewart (27) se sentará ante un jurado popular y arriesgará una pena de prisión perpetua por el asesinato ocurrido en julio pasado

El martes 1 de febrero, la fiscal Claudia Ríos notificó a las partes que presentó el requerimiento de elevación a juicio contra Pablo Rivas Stewart bajo la calificación de homicidio criminis causa, es decir, que mató a Lucho Moreno para garantizar la impunidad del robo del dinero. El sanrafaelino de 27 años arriesga una potencial condena a prisión perpetua.

pablo rivas imputado homicidio luziano moreno.jpg
Pablo Rivas arriesga una pena de prisión perpetua.

Pablo Rivas arriesga una pena de prisión perpetua.

La magistrada tiene un expediente con una batería de pruebas contra el ex empleado judicial: fue atrapado cuando intentaba descartar el cadáver y con un bidón de nafta en el oeste de Godoy Cruz, en su casa tenía un juego de cuchillos similar al que se utilizó en el crimen, hay cámaras de seguridad que grabaron la secuencia y además hay audios de Lucho Moreno con un amigo diciéndole que estaba con el sospechoso esperando que la hermana de Rivas trajera los dólares -esa chica estaba viviendo en España al momento del hecho-.

Tras la notificación de ayer, comenzó a correr un plazo para que el defensor oficial de Homicidios, Rubén Castro, presente alguna oposición a la medida. Caso contrario, solamente restará ponerle fecha al juicio que será con jurado popular. En ese proceso, al igual que desde el inicio de la investigación, no se discutirá la autoría de Pablo Rivas en el hecho de sangre sino que el debate se centrará en la circunstancias, intentando acreditar una legítima defensa.

Luziano Moreno 1.jpg
El auto de Luziano Moreno, minutos antes del crimen.

El auto de Luziano Moreno, minutos antes del crimen.

Crimen en el Bombal

Minutos después de las 14 del 22 de julio pasado, Lucho Moreno condujo su auto VW Fox hasta el domicilio de Pablo Rivas, lo pasó a buscar y estacionó en calle Aguirre, en el corazón del barrio Bombal. El joven periodista tenía planeado emigrar el país y se había contactado con Rivas para comprarle poco más de 20 mil dólares. Sin embargo, cuando el auto estaba detenido se produjo una discusión entre ambos donde Moreno terminó con varias puñaladas en el cuello.

Tras alertar al 911, las autoridades lograron detener a Pablo Rivas en el oeste de Godoy Cruz. El joven había estacionado el auto de la víctima fatal sobre una calle de tierra y el cadáver aún estaba dentro de habitáculo. En el rodado había poco más de 4 millones de pesos en efectivo y un bidón de nafta en el baúl.

En una declaración que realizó a personal policial –al ser extraoficial no tiene validez en la causa-, Rivas aseguró que le entregó 22 mil dólares a Luziano Moreno pero a este último le faltaban pesos argentinos, lo que generó una discusión que terminó con el asesinato. Por el contrario, la fiscal Claudia Ríos sostiene que planificó el asesinato de Luziano Moreno para robarle los pesos argentinos.