La causa contra el Negro y la Boli puede ser una de las tantas que hay en Mendoza por venta de drogas. Pero con el gran detalle de que la acusación sostiene que utilizaban a su nieta como dealer. Encima, los presuntos narcoabuelos ahora solicitan salir de la cárcel justamente para cuidar a los niños.

Desde el 24 de octubre pasado que Hugo Daniel Bazán (51) y Verónica Elizabeth Henríquez (43) están privados de su libertad. Esa jornada fue el día D de la investigación que ya llevaba un mes de curso aproximadamente.

Te puede interesar...

Higo Bazán 3.jpg

Esa jornada se realizó el allanamiento en el domicilio de los narcoabuelos, ubicado en calle San Martín al 2600 de Las Heras, donde encontraron casi un kilo y medio de cocaína, además de elementos de corte y fraccionamiento.

Los investigadores de la Policía Federal, que habían estado vigilando la propiedad durante varias semanas, notaron que la pareja vendía las pequeñas dosis de droga e incluso utilizaban a una de sus nietas, de 9 años, para culminar la transacción.

El Negro Bazán y la Boli Henríquez presentaron pedidos de prisión domiciliaria el 11 de diciembre pasado. Los argumentos fueron que estaban a cargo de dos de sus hijos –ambos de 11 años y padecen retraso mental leve- y de los nietos de otro hijo mayor de edad, quienes tienen 3 años y 11 meses al día de hoy.

Un juez federal le dio la derecha pero sólo a Verónica Henríquez. La defensa insistió en una apelación con que Hugo Bazán también debe salir del penal. Incluso utilizaron el texto de una Ley que reza “un juez podrá disponer el cumplimiento de en detención domiciliaria en caso de un menor de 5 años o de una persona con discapacidad a su cargo”.

Higo Bazán 2.jpg
La droga que encontraron en la casa.

La droga que encontraron en la casa.

Sin embargo, en segunda instancia, este miércoles le volvieron a negar el beneficio a Bazán. La Cámara Federal de Mendoza consideró que ese artículo dice “podrá”, es decir, no es una obligación otorgar la domiciliaria sino que es discrecional.

Por otro lado, consideraron que los niños de 11 años ya están siendo cuidados por su pareja y que los nietos viven con su madre.

De esta forma, el hombre continuará alojado en el Complejo Federal de Cuyo ubicado en Cacheuta mientras avanza la causa por tenencia de droga para comercializarla.