Nuevos indicios

Muerto en Las Heras: una mujer sospecha que su hijo pudo haberlo asesinado

Su cuerpo estaba desmembrado y comido por animales. Una mujer dijo a los investigadores que su hijo tenía un vínculo con el hombre y sospecha que lo haya matado

Por UNO

Una mujer se presentó en una Comisaría de Las Heras y declaró espontáneamente que su hijo era amigo de Oscar Balmaceda, el hombre de 62 años, encontrado muerto y desmembrado en un descampado en esa comuna. Indicó que su hijo sufre de esquizofrenia y teme que él lo haya asesinado.

Sin ningún dato de qué le pudo haber pasado, la causa se inclinó a determinar si Oscar Balmaceda fue víctima de un homicidio, mientras el Cuerpo Médico Forense determina la causa de muerte del hombre, ya que su cuerpo estaba desmembrado y comido por animales.

Seguir leyendo

cadaver-mano-algarrobal.jpg
En el callejón Barrionuevo se encontró la mano y parte del antebrazo de Balmaceda, mientras que el resto del cuerpo se halló más tarde a unos metros, cerca de una viviendas de la Villa Junín.

En el callejón Barrionuevo se encontró la mano y parte del antebrazo de Balmaceda, mientras que el resto del cuerpo se halló más tarde a unos metros, cerca de una viviendas de la Villa Junín.

Esta hipótesis surgió luego que una mujer llegó a la Comisaría 56 y dijo que su hijo podría haber sido el autor del crimen de Balmaceda. La sospecha comenzó cuando vio la noticia por los medios de comunicación ya que sabía que su hijo se juntaba con ese hombre.

Indicó que su hijo es esquizofrénico y que puede tener reacciones violentas, por lo que teme que se haya juntado con Balmaceda y, por algún motivo, lo haya asesinado, por lo que aportó todos los datos del hombre, ya que no vive con ella.

A primera vista no pudo determinarse si el hombre tenía alguna herida mortal en su cuerpo debido a cómo fue encontrado comido por perros.

Fue un albañil, quien fue a tirar escombros a un baldío ubicado en el callejón Barrionuevo, entre General Paz y Pascual Segura, de El Algarrobal, en Las Heras, quien encontró una mano y un antebrazo y alertó de inmediato al 911.

Los pesquisas trabajaron en la zona pero no encontraron el resto del cuerpo, e hicieron el levantamiento de esos miembros.

Un poco más tarde, otro llamado alertó que en la Villa Junín, un grupo de perros de peleaban para alimentarse de algo que parecía ser un cuerpo. Hasta allí fueron los investigadores y confirmaron que se trataba del resto del cuerpo del hombre.

Fue identificado por sus huellas dactilares que aún estaban en condiciones, y de esa forma se pusieron en contacto con la hermana y la pareja de la víctima.

Ahora, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, debe investigar cómo murió el hombre ya que por lo menos tienen dos hipótesis. Una de ellas es que la víctima haya estado en el lugar, sufrió algún problema de salud y murió, y luego los perros lo desmembraron, o si fue víctima de un homicidio.