Policiales Jueves, 16 de agosto de 2018

Millonario asalto en la Quinta Sección: "A mi mamá la mataron en vida"

Ladrones entraron al domicilio de una anciana y se llevaron más de un millón de pesos. En cinco hechos ocurridos en las últimas 24 horas distintos asaltantes se llevaron casi dos millones y medio de pesos.

"A mi mamá la mataron en vida". Con esa contundente frase se expresó un hombre en relación al violento asalto que sufrió una anciana en la Quinta Sección de Mendoza capital, donde los ladrones se llevaron un millonario botín. Entre este y otros cuatro hechos de inseguridad ocurridos desde la tarde del miércoles hasta la mañana de este jueves, distintos delincuentes sustrajeron casi dos millones y medio de pesos.

Eran cerca de las 6.45. Como todos los días, una mujer de 86 años se levantó de su cama ubicada en un domicilio de calle Clark, en una coqueta zona residencial ubicada a metros de Arístides Villanueva. Como hacía diariamente, la anciana desactivaba la alarma del domicilio y esperaba que llegue su empleada doméstica.

"La tenían estudiada. Sabían que sacaba la alarma a esa hora", coinciden tanto Dante, el hijo de la víctima, como Gonzalo Marzal, el fiscal de Robos y Hurtos que ahora investiga el violento episodio. Tal es así que una vez que sonó el artefacto de seguridad indicando que estaba desactivado, dos sujetos rompieron una reja que da hacia el patio trasero e ingresaron a la vivienda.

"La maniataron y la torturaron. La agarraron del cuello. Tenían la cara tapada y usaban guantes, no eran ningunos improvisados", comentó el hijo de la mujer. Los malvivientes comenzaron a pedirle dinero que sabían que había. "Justamente yo ayer le traje la plata de unos alquileres y los tipos estos le pedían esa plata. No entendemos cómo pueden haber sabido", agregó.

Es así que los ladrones se alzaron con 200 mil pesos en efectivo que estaba en la habitación. Lejos de conformarse, siguieron exigiéndole a la anciana más plata hasta que lograron hallar 30 mil dólares en el garaje, sus ahorros de toda la vida.

Minutos después, la empleada tocó timbre y uno de los ladrones la atendió. Quiso hacerse pasar por nieto de la propietaria, pero la trabajadora se dio cuenta ya que la conoce desde hace varios años. Los ladrones debieron huir y hasta el momento no han sido identificados.

Fuentes ligadas a la pesquisa detallaron que las cámaras de seguridad más cercanas se ubican a dos cuadras del lugar. Es por esto que esperan el análisis de algunas huellas dactilares que se levantaron en la escena del hecho, con la esperanza de que algunos de los maleantes haya cometido un descuido durante el atraco.

Dante, hijo de la mujer, se preguntó "¿hasta cuándo nos van a tener así? ¿cómo puede ser que la Justicia no haga nada? ¿Qué diferencia hay entre esto y la torturas que hacen los mafiosos o se hacían en la dictadura?".

"A mi madre la mataron en vida. Están destruyendo a nuestros ancianos. No puede ser que las leyes sigan así. Que reaccionen los jueces, que ganan diez veces más que un maestro. Estos tipos los atrapan y los sueltan ahí no más. Tienen que recibir perpetua por lo que hicieron", dijo enfáticamente.

Ola de inseguridad

El millonario atraco en la Quinta Sección no fue el único que ocurrió en las últimas 24 horas en la provincia. Este hecho y otros cuatro ocurridos totalizaron una suma de más de 2.300.000 de pesos sustraídos a las víctimas.

Ordenados según el botín robado, otro de los graves asaltos tuvo lugar minutos antes de las 2 en calle Tacuarí, en el límite entre Ciudad y Las Heras, donde funciona un restaurante. Uno de los dueños del lugar, de 32 años, salía con una bolsa donde contenía 700 mil pesos en efectivo, según señaló en la denuncia.

En ese momento fue interceptado por dos malvivientes que circulaban en una moto de 150 cilindradas. Los ladrones, que nunca se sacaron el casco, lo encañonaron y le sacaron el dinero en efectivo que la víctima había retirado de un banco minutos antes producto de un préstamo que obtuvo para comprar un lote.

Las autoridades están investigando el caso aunque les llamó la atención que no se han registrado movimientos extraños en las cámaras de seguridad aledañas.

Por otro lado, a las 19.30 del miércoles tres asaltantes con armas de fuego y el rostro cubierto ingresaron a un Rapipago ubicado en calle Lavalle y Pasco de San Martín. Allí redujeron en el piso a tres empleados y dos clientes. De esta forma se llevaron 300 mil pesos en efectivo y un teléfono celular.

A la misma hora, pero en ruta 50 de Maipú, un hombre de 59 años dejó su auto Hyundai estacionado frente a una mueblería mientras compraba un televisor. Al regresar, notó que le habían forzado la cerradura de la puerta y le habían sustraído 80 mil pesos en efectivo.

Finalmente, a las 16.30 de esa misma jornada un hombre de 36 años dejó su camión Mercedes Benz estacionado en las inmediaciones de la feria de Guaymallén. Volvió a la media hora y descubrió que le habían roto una ventilación del rodado. De esta forma, los malhechores se llevaron un bolso con 150 mil pesos.