Policiales Viernes, 2 de noviembre de 2018

Megacausa por contrabando: los empresarios buscan recuperar su libertad

Tres de los detenidos piden que cese la prisión preventiva. En tanto que el chino Zheng Cheng, que está prófugo, insiste en entregarse pero si queda afuera de las rejas.

A más de tres meses de sus detenciones, los empresarios acusados en una megacausa de contrabando de mercaderías entre China, Chile y Argentina buscan recuperar su libertad. En tanto que uno de los presuntos cabecillas de la banda que está prófugo quiere entregarse pero con la condición de no ser alojado en el penal.

En la jornada del jueves se realizó una audiencia donde se trataron los pedidos que realizaron los abogados defensores de los empresarios Daniel Gonzalo Martínez Pinto (41), Adrián Fourcade (41), Zheng Cheng (45) y el aduanero Carlos Federico Barón Knoll (42).

En resumidas palabras, todos los procesados -excepto el sospechoso de nacionalidad china- solicitaron el fin de la prisión preventiva que hoy los tiene tras las rejas. En todos los casos, sus abogados argumentaron que no existen formas de que entorpezcan la investigación y no hay riesgo procesal de que huyan ya que tienen domicilio fijado y arraigo familiar.

En el caso de Martínez, su abogado alegó que vive en el barrio Palmares, no tiene antecedentes y no opuso resistencia al momento de ser sometido a proceso.

Por el lado de Fourcade su defensa argumentó que la investigación se basa en "interpretaciones de escuchas telefónicas" y que tiene trabajo como uno de los dueños del bar Viva la Pepa, ubicado en Chacras de Coria, donde Martínez también es socio.

En cuanto a Barón Knoll, quien es empelado de Aduana con larga trayectoria especializado en fiscalización y operativa aduanera, su letrado indicó que no se puede tener a una persona presa "por las dudas" y que los hechos imputados son confusos, además que colaboró para que parte del procedimiento sea exitoso.

Los vehículos que se secuestraron en la causa. Foto: Prensa Ministerio de Seguridad
Los vehículos que se secuestraron en la causa. Foto: Prensa Ministerio de Seguridad

Distinta es la situación del oriental Zheng Cheng, ex dueño de locales gastronómicos de Mendoza, quien se encuentra prófugo y ahora insiste por segunda vez en entregarse pero con un mantenimiento de libertad. Su abogado -es el mismo que defiende a Martínez- recordó que existe un caso de lesa humanidad donde pasó algo similar, por lo que podría aplicarse en este causa que se trata de un delito de menor gravedad.

La Fiscalía -representada por Dante Vega, Patricia Santoni y Patricia Guiñazú- dictaminaron que los procesados deben seguir en prisión preventiva ya que pueden entorpecer la investigación porque restan testigos que declaren y hay al menos tres sospechosos en calidad de prófugos.

Con respecto a Cheng, consideraron que es uno de los cabecillas de la banda y por ello no puede quedar libre si se presenta ante la Justicia.

Debido a la complejidad de la causa, el Tribunal integrado por los jueces Gustavo Castiñeira, Alfredo Porras y Manuel Pizarro decidió tomar un cuarto intermedio para definir las solicitudes que realizaron los imputados.

Foto: Prensa Ministerio de Seguridad
Foto: Prensa Ministerio de Seguridad

Megacausa

El 30 de julio pasado se efectuó una serie de allanamientos en barrios privados del Gran Mendoza y el Este provincial. La investigación había nacido en 2016 y llegaba a su punto clave. En los 15 procedimientos se secuestraron 5 millones de pesos en efectivo, 12 vehículos de alta gama, documentación y una gran cantidad de mercadería como pirotecnia, juguetes, cigarrillos, termos, pelotas de fútbol.

La banda ya venía operando desde hace tiempo pero los sabuesos judiciales y policiales también. El 9 de marzo de 2016 habían hallado tres remolques de camiones abandonados con mercadería en Uspallata, el 16 de noviembre siguiente incautaron otro rodado cargado en Uspallata y el 23 de mayo de este año ocurrió lo mismo en arco Desaguadero.

Cuatro empresarios mendocinos quedaron detenidos, uno de ellos intentando escapar con 4 millones de pesos de su domicilio en Junín. Se trata de Eugenio Javier Nazi (41), quien luego recuperó su libertad ya que el juez cambió su imputación al delito de encubrimiento -pese que la Fiscalía no estaba de acuerdo-, un delito más leve que la asociación ilícita y el contrabando agravado por el concurso de tres o más personas y por el monto.

La investigación sostiene que la banda traía mercadería desde China, la cual ingresaba por Chile hacia Mendoza y luego era distribuida en distintos puntos de venta como la misma provincia, Córdoba, Salta y Buenos Aires.

Además, hay un efectivo policial que fue separado transitoriamente de su cargo por estar bajo la lupa de la Justicia.

Más noticias