Ocurrió en Buenos Aires

Mató a su pareja porque violaba a sus dos hijos, puso el cadáver en el ropero y lo tapó con cemento

El conocido episodio que está en pleno juicio y conmueve al país fue protagonizado por una pareja de paraguayos a fines del año pasado

Por UNO

En diciembre del año pasado una mujer confesó que asesinó a su pareja cuando descubrió que el hombre abusaba sexualmente de sus hijos de 12 y 13 años. El aberrante caso de violación ocurrió en el partido bonaerense de Lomas de Zamora y la madre fue quien confesó el homicidio.

Tras el tremendo episodio Gilda Acosta (47), de nacionalidad paraguaya, se presentó en una comisaría y contó lo sucedido. La mujer admitió haber asesinado a su pareja, Alejandro Sánchez Escobar (28) también de nacionalidad paraguaya.

Lugar donde una mujer matò a su pareja por violar a sus hijos.jpg
La casa de Lomas de Zamora en la que se produjeron los terribles hechos.

La casa de Lomas de Zamora en la que se produjeron los terribles hechos.

Luego de las declaraciones de Acosta la fiscal pidió que sea condenada a 13 años de prisión y que el arresto domiciliario sea monitoreado con una tobillera electrónica. En tanto, la defensa de la acusada solicitó que reciba 8 años de prisión, la pena mínima contemplada para este delito.

►TE PUEDE INTERESAR: Un ex fiscal, condenado por violación, fue alojado en un penal de mujeres

En tanto, el debate con jurados populares comenzó el 4 de mayo con una segunda audiencia. Cuando uno de sus hijos declaraba sobre los supuestos abusos sexuales que sufría por parte de su papá, Gilda Acosta se descompensó.

Ante esa situación, la audiencia fue suspendida y se pasó a un cuarto intermedio para ese sábado por la mañana, cuando declararon los últimos testigos y, por último, se arribó al veredicto.

En sus declaraciones, ella contó que el cadáver de su pareja se encuentra en el cuarto matrimonial y lo cubrió con cemento, ella se justifica diciendo que lo hizo porque abusó de su hijo.

►TE PUEDE INTERESAR: El tremendo relato de una mujer violada en manada

Acosta además, se presentó en la oficina de guardia del destacamento policial en Villa Rita, Lomas de Zamora y solicitó hablar con el jefe de la seccional, expresó haber matado a su pareja y que lo tiene encerrado en un ropero.

Ella reveló la conversación que tuvo con su pareja y explicó que le dijo que lo iba a denunciar, él al escucharla se rió, le dijo que estaba loca e intentó tener relaciones sexuales con ella a la fuerza. Tras esta situación, ella lo mató.