Franco González camina en la delgada línea de la clandestinidad por el caso la Madriguera. Mientras las autoridades policiales van cercando sus pasos, su abogado ofreció entregarlo a cambio de que quede libre. No es la primera vez que realiza este pedido. Tampoco es la primera vez que se lo niegan.

Nary, tal como le dicen en su entorno, está prófugo prácticamente desde el momento en que se radicó la primera denuncia por el abuso sexual en Rivadavia. En un momento los sabuesos policiales creían que iba a huir a Chile. Pero la semana pasada hicieron un allanamiento en una finca ubicada en Alto Verde, San Martín, donde tenían el dato que se encontraba con su familia para pasar las fiestas. Franco González se escapó por horas, según trascendió.

Te puede interesar...

En el comienzo de la investigación, su abogado le ofreció al fiscal Carlos Giuliani la posibilidad de entregarlo si mantenía su libertad. El magistrado se lo negó debido al peligro de fuga latente, a que puede entorpecer la investigación y a la grave acusación que enfrenta.

El defensor Pedro Sosa insistió en la oferta esta vez ante una jueza. Pero la magistrada Marina Cuatrini también le negó la posibilidad.

Si Franco González es capturado en los próximos días será imputado por abuso sexual con acceso carnal y arriesgará una pena de 8 a 20 años de prisión. No sólo lo complica la declaración de la denunciante sino que las pericias psicológicas avalaron su relato.

la madrigueraa.jpg
La casa donde se realizaban las fiestas clandestinas y donde ocurrió el abuso sexual en Rivadavia.

La casa donde se realizaban las fiestas clandestinas y donde ocurrió el abuso sexual en Rivadavia.

Abuso sexual en Rivadavia

Una chica de 25 años concurrió a la casa la Madriguera, donde jóvenes de poder adquisitivo realizaban una fiesta clandestina, como solían hacer en tiempos de pandemia. La víctima denunció que en un momento de la madrugada del domingo se encontraba en el baño y cuando salió fue atacada. Un joven, que está identificado, la tomó por la fuerza, la llevó a otro lugar de la propiedad y la abusó sexualmente.

El sospechoso del abuso sexual en Rivadavia fue escrachado en las redes sociales y logró escapar antes de que se realizara el allanamiento para detenerlo.

Cuatro días después se radicó una segunda denuncia de otra joven que aseguró haber sido vejada en el mismo lugar, aunque este hecho habría ocurrido hace dos años