Diario Uno > Policiales > crimen

Macabro crimen en Uspallata: asado, alcohol y asesinato a hachazos

La semana acabó con un macabro crimen en plena montaña. Una pareja fue detenida y confesó el hecho. Un asado entre amigos que terminó muy mal

Creyeron que sus amigos estaban muertos pero, por si acaso, buscaron un hacha, volvieron y los intentaron rematar para que ninguno de los dos quedara con vida. Ella murió, él quedó herido y no se acuerda de nada. La historia parece sacada de una película de terror pero pasó en Mendoza en la madrugada del viernes. El macabro crimen tiene a una mujer muerta, su pareja herida y a sus dos amigos detenidos.

Por llamados al 911, la Policía fue alertada de que había dos personas que yacían a un costado de la Ruta 7, entre Potrerillos y Uspallata. Cuando personal de Gendarmería y efectivos policiales llegaron a la zona, se encontraron con un escenario macabro: una persona muerta con cortes en la cabeza y otra herida, con lesiones similares.

Te puede interesar...

En un primer momento se creyó que se trataba de un femicidio y hasta se buscaron pruebas conducentes con un abuso sexual previo a la muerte, sin embargo, en las primeras horas de investigación, la misma dio un giro impensado.

El hombre herido estaba sumamente ebrio y no recordaba nada de lo que había pasado. Apenas pudo relatar que salieron de una fiesta, se subieron a un vehículo y, sin saber por qué, pasaron a estar tirados en el medio de la montaña. Se llama Cristian Ivars y tiene 45 años. Era la pareja de Adela Rodríguez, la mujer fallecida.

crimen uspallata 2.jpg
La investigación del crimen en Uspallata sigue su curso. Foto: Gerardo Tejada

La investigación del crimen en Uspallata sigue su curso. Foto: Gerardo Tejada

Lo que nadie esperaba era lo que sucedería pocas horas después. Un control policial se topó con un auto que tenía el parabrisas roto y algunas otras señales de accidente. Estaba parado en un badén sobre la Ruta 52, de Luján de Cuyo.

Los policías que se acercaron dieron con otra pareja, un hombre de 43 y su novia de 40. Entre pregunta y pregunta, ambos confesaron no solo que conocían a Adela, sino que habían tenido que ver en el crimen.

Pericias en Uspallata

Según ellos mismos contaron, compartieron un asado en la montaña con la pareja Ivars- Rodríguez, tomaron alcohol y se emborracharon. Cuando quisieron regresar, el estado de ebriedad en el que aparentemente se encontraba el conductor, lo llevó a hacer maniobras peligrosas en el camino, y esto terminó generando una discusión con Ivars.

Fue entonces cuando Ivars y su pareja, Adela Rodríguez, se bajan del Renault Scénic y quedan a un costado de la Ruta 7. El conductor acelera y los atropella.

La pareja que estaba en el vehículo creyó muertos a sus amigos pero, inexplicablemente y según sus propios dichos, para asegurarse de esta situación, a los pocos kilómetros emprendieron la vuelta, tomaron un hacha y los atacaron.

Rodríguez murió en el lugar, mientras que su novio quedó herido.

crimen uspallata 1.jpg
La investigación del crimen en Uspallata sigue su curso. Foto: Gerardo Tejada

La investigación del crimen en Uspallata sigue su curso. Foto: Gerardo Tejada

Tras ese ataque, la pareja escapó pero quedó varada en el badén en el que finalmente fue hallada por la Policía.

Ambos quedaron a disposición de la fiscal de Homicidios, Andrea Lazo, quien deberá determinar la responsabilidad tanto del conductor como de su pareja en el hecho y la posterior imputación.

Con información de Soledad Segade