Policiales Jueves, 11 de octubre de 2018

La sentencia a Lucas Fernández, por abuso, pasó para este viernes

El fiscal de Cámara pidió 8 años de prisión para el ex auxiliar de la Unidad fiscal de Santa Rosa, en el juicio que desarrolla en San Martín. La defensa pide la absolución.

"Los hechos resultaron probados", dijo el fiscal de Cámara, Oscar Sívori, y pidió 8 años de prisión para el ex auxiliar de la Justicia, Lucas Fernández (31), a quien acusó del delito de abuso sexual. El 24 de enero pasado el acusado, que recibirá sentencia este viernes, fue sorprendido dentro de su auto con dos menores de 12 años en un sendero de El Carrizal.

La acusación sostiene que Fernández tuvo 12 horas de alcohol y drogas con las menores y después abusó de una de ellas cerca del dique, donde fue descubierto por un policía.

Para la defensa, en cambio, "no se logró romper el principio de inocencia" y calificó de "hipócritas" a los que han sostenido la acusación, debido a que "estas niñas eran menores en riesgo desde hacía meses y, los que ahora cargan contra Fernández sin pruebas, antes no hicieron nada".

El caso fue uno de los que más conmoción provocó en la zona este año.El acusado era auxiliar en la Unidad Fiscal de Santa Rosa y tenía muchas amistades y conocidos en San Martín, además de ser estudiante avanzado de Ciencias Económicas.

El fiscal resumió su alegato sosteniendo que "los elementos principales del ministerio público estuvieron basados en los relatos de las menores en Cámara Gesell, en donde han contado lo ocurrido" y afirmó que estos están abalados por las pruebas físicas.

Además afirmó que "jamás una menor puede prestar consentimiento para mantener una relación sexual y, si hubiera sido mayor como supuestamente creyó el acusado, tampoco pudo haberlo porque las niñas estaban bajo los efectos de estupefacientes".

Pero lo más llamativo de la jornada de ayer fue el alegato de Juan Rosello, por la defensa. "Estos vienen a golpearse el pecho ahora, cuando dos meses antes esta menor (la supuestamente abusada) había ingresado con una intoxicación alcohólica a la guardia del Hospital Perrupato y estuvo dos días internada sin que nadie hiciera ninguna denuncia. La menor reconoció en ese momento haber mantenido relaciones sexuales y que los hombres con quienes las había mantenido, usaban forro".

Por ello Rosello sentenció: "Quién es el hipócrita acá? Nosotros no nos hemos metido en este relato, pero lo vamos a seguir porque alguien tiene que denunciar esto. Ahora lo queremos matar a Fernández con una prueba que no existe, pero antes nadie hizo nada".

De la acusación contra Lucas Fernández, la defensa reconoce algunas partes del relato de lo ocurrido y otras las rechaza de plano, tanto que se pidió la absolución lisa y llana del imputado.

La defensa acepta que a las 4 de la madrugada del 23 de enero, Fernández encontró a las dos menores (12 años y 8 meses tenía la víctima de abuso) en la Plaza Italia. "Tuvieron una noche de insomnio, donde se consumió algo de alcohol y donde quizás Fernández también haya consumido cocaína. Fue una noche de fiesta, de joda. Y terminaron a en la tarde del 24 yendo a El Carrizal, para bañarse porque hacía mucho calor", indicó Rosello.

La defensa acepta que hubo un abuso sexual simple, sin penetración, pero que Fernández estaba convencido que las dos menores tenían más edad. "Cuando estaban en El Carrizal discutieron y decidieron volver. El auto se les quedó en un sendero de cuatriciclos y allí fueron encontrados, primero por una pareja y después por un policía que estaba haciendo un rondín", indicó.

Los alegatos insumieron toda la mañana y finalmente el tribunal, compuesto por Viviana Morici, Eduardo Orozco y Victoria Franano, decidieron pasar para mañana a deliberar y dictar sentencia.