En San Martín

La madre de Lucía Inés Fernández aseguró que su asesino volvió al colegio

Rosalba Nievas dijo que vieron al chico de 14 años en Palmira, donde habría regresado al colegio. Reclama justicia por el crimen de su hija Lucía Inés Fernández

Por UNO

"Se cambiaron a Palmira y lo vieron que va a una escuela", expresó este miércoles Rosalba Nievas, madre de Lucía Inés Fernández, la chica de 15 años que fue asesinada a puñaladas en Maipú por un compañero de colegio con quien tenía algún tipo de vínculo. La mujer aseguró que tiene depresión y que es injusto que "ese maldito ya esté suelto", por lo que reclamó justicia. Sin embargo, Daniela Torres, directora de Promoción y Protección de Derechos, dijo a Radio Nihuil que el asesino de la adolescente sigue institucionalizado. "La familia lo debe haber confundido con otra persona", aseguró.

"Pedimos justicia. Cómo puede ser que a mi hija la mató, ¿qué le hizo mi hija? nada, mi hija no le hizo mal a nadie. No puede ser, a mi hija no. Ella era muy buena, qué se cree ese maldito", reclamó Rosalba a dos meses del asesinato ocurrido el 24 de agosto.

femicidio lucía ines fernandez.jpg
La chica de 15 años fue asesinada de 15 puñaladas en una finca abandonada en Maipú.

La chica de 15 años fue asesinada de 15 puñaladas en una finca abandonada en Maipú.

Y sostuvo que el adolescente "dijo que estaba embarazada y no es verdad. En la autopsia confirmaron que no estaba embarazada, entonces ¿por qué me la mató?".

La mujer contó que decidieron mudarse luego del crimen de su hija ya que aseguró que no podían seguir en la misma casa donde Lucía un día se fue y nunca más regresó. "Anda suelto ese maldito. Cómo el gobernador puede permitir algo así", insistió desconsolada.

Al margen de la declaración de la funcionaria, insistió: "Llamo al fiscal y no me contesta, me dijo que iba a estar bastante tiempo en ese lugar y ya está suelto, ya lo vieron en Palmira".

Respecto a su hija, Rosalba recordó: "Yo iba a todos lados con ella, la cuidaba tanto porque el año pasado la violaron. Ahora me descuidé unos días porque tenía anginas, mi hija se fue sola y no volvió más. Yo le decía que cuando tuviera novio que nos contara, que lo trajera a la casa para conocerlo, porque hay mucha gente mala, pero ella era muy vergonzosa".

"Yo ahora tomo medicación para dormir y para la depresión. Antes no tomaba nada y ahora sí, todo por ese maldito que mató a mi hija", expresó.