Diario Uno Policiales femicidio
Femicidio en Maipú

Caso Lucía Inés Fernández: un testigo fue clave para la captura del chico de 14 años

Fue quien reveló que vio a la adolescente de 15 años con el sospechoso. Aportó los datos y de esa manera los investigadores hicieron un allanamiento en su casa

Los investigadores por el crimen de Lucía Inés Fernández llegaron a la casa del chico de 14 años, sospechado por el femicidio, gracias al contundente relato de un testigo que fue clave a las pocas horas de ocurrido el hecho. Reveló que los vio juntos el martes y aportó los datos necesarios para que lo encontraran y atraparan. De esa forma se secuestró un cuchillo, unas zapatillas, el celular y otros elementos fundamentales para los pesquisas.

Lucía fue brutalmente asesinada el martes, y en la tarde noche fue hallada por dos hombres que fueron a una finca abandonada de Maipú para recolectar leña, y vieron el cuerpo de la adolescente escondido entre arbustos.

Seguir leyendo

femicidio lucía ines fernandez 2.jpg

Desde ese momento los investigadores trabajaron para reconstruir los pasos que había dado Lucía desde que salió de su casa en la mañana de ese día, cuando les dijo a sus padres que iría al colegio, sin que ellos supieran que no había clases por un corte de agua en el establecimiento Padre Eduardo Iacono. Su madre estaba enferma en cama y su padre había salido a trabajar, y no pudieron acompañarla a la parada de colectivo como hacían siempre.

Para los pesquisas, Lucía buscó al joven, quienes iban a la misma escuela y tenían algún tipo de relación, aunque no está clara aún. Pero el encuentro terminó en tragedia. Algunas versiones indican que el desenlace fatal ocurrió porque la chica le contó que estaba embarazada y que ese hijo era suyo. El joven ya sabía eso, y por eso habría salido de su casa con un cuchillo, con el que después la atacó y asesinó.

Pero a pesar de esto, el Cuerpo Médico Forense no confirmó, ni descartó aún, que la joven estuviese embarazada. Sí se supo que la chica recibió al menos 15 puñaladas en su cuello, en el pecho y en el abdomen, además de los golpes que le dieron en su cara, y que el chico habría intentado ocultar el cuerpo.

En su casa, el personal de Investigaciones que hizo el allanamiento secuestró un cuchillo de cocina como posible arma homicida, por lo que se realizan los peritajes. También hallaron zapatillas con manchas de sangre, y el celular del sospechoso, con el que descubrirán la relación entre los chicos.

Mientras tanto, el único detenido y sospechoso del sangriento hecho, es inimputable debido a que tiene 14 años. Si bien se investigará el hecho y si él fue el autor, no podrá ser sometido a proceso ni recibir una condena.

Quedó a disposición de la Dirección Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, quien realizará todas las entrevistas necesarias para el abordaje del chico, y las medidas que se tomarán con él, que deberán ser aprobadas por la Justicia de Familia.