Un efectivo policial de alto rango fue imputado por el crimen en Las Heras de Matías Leandro Domínguez (26), quien fue baleado el viernes pasado cuando se realizaba un procedimiento en el barrio Santa Teresita. Los investigadores creen que se excedió en el cumplimiento de su deber.

Seguir leyendo

En las últimas horas llegó a manos de la fiscal de Homicidios Andrea Lazo un informe balístico que ratificó que la bala que atravesó el tórax del joven salió de la pistola 9 milímetros reglamentaria que portaba el subcomisario.

Matías Leandro Domínguez 2.jpg
Matías Domínguez fue asesinado en el barrio Santa Teresita.

Matías Domínguez fue asesinado en el barrio Santa Teresita.

Con esta evidencia, en las primeras horas de la mañana de este martes la magistrada lo imputó por homicidio agravado por ser funcionario policial y por el uso de arma de fuego en exceso del cumplimiento de su deber. Como se trata de un delito excarcelable, recuperó su libertad.

Los testimonios de los policías que intervinieron en el hecho apuntan que no sólo fueron apedreados sino que también les efectuaron disparos de arma de fuego. El subcomisario utilizó su pistola 9 milímetros tras quedarse sin munición en la escopeta de postas de goma. Si bien estaba habilitado para empuñar el arma, el disparo fue efectuado a más de 90 metros hacia un tumulto de personas, en lugar de hacerlo en forma intimidatoria hacia arriba o hacia el suelo.

Crimen en Las Heras

En la mañana del viernes, un móvil policial comenzó a perseguir a un joven que había arrojado una bolsa con marihuana a una acequia e ingresó corriendo al barrio Santa Teresita. Como suele ocurrir en ese lugar, los uniformados fueron recibidos con piedrazos por parte de algunos lugareños, por lo que solicitaron refuerzos.

Personal de la Unidad de Acción Preventiva (UAP) y el Cuerpo de Infantería acudió al lugar para frenar el accionar con material antidisturbios. Entres las granadas de gas lacrimógeno y las postas de goma se escucharon disparos de arma de fuego. Matías Domínguez, que caminaba por el lugar, sufrió el impacto de bala y fue trasladado al Hospital Carrillo, donde murió a los pocos minutos.

Comisaria de Las Heras pintada.jpg

El crimen en Las Heras desembocó en una manifestación el día sábado con quema de cubiertas y pintadas en el frente de la Comisaría 36. Cuando la movilización se estaba desconcentrando, un vehículo pasó por el lugar y disparó contra el grupo de gente, hiriendo a dos jóvenes.