La investigación por la presunta venta de 800 certificados de PCR truchos con resultado negativo tiene un segundo sospechoso. Además del enfermero del Hospital Lagomaggiore también fue detenida e imputada su pareja, quien también se desempeña en el mismo nosocomio.

Fuentes ligadas al expediente que lidera la Unidad Fiscal de Delitos No Especializados confirmaron que Solange Olmos también se encuentra privada de su libertad y fue formalizada por el mismo delito que su Damián Alvarado, que es falsedad ideológica.

Trascendió que la mujer también es enfermera del Hospital Lagomaggiore y quedó privada de su libertad. Se espera que la situación procesal de ambos sospechosos no tenga cambios al menos hasta los primeros días de febrero ya que el fiscal natural de la causa, Juan Manuel Sánchez, ingresó de licencia este martes hasta el mes que viene.

Damián Alvarado pixelado.jpg
Damián Alvarado trabajaba en el Hospital Lagomaggiore.

Damián Alvarado trabajaba en el Hospital Lagomaggiore.

PCR truchos

La investigación comenzó a mediados de diciembre cuando autoridades sanitarias recibieron el dato de que enfermeros del Hospital Lagomaggiore -el hombre también ejercía en la Sociedad Española- vendían certificados negativos de COVID-19 a un valor aproximado de 3 mil pesos.

Los pesquisas detectaron que Damián Alvarado y Solange Olmos habían cargado aproximadamente 800 resultados de PCR negativos en Sistema Integrado de Información Sanitaria (SISA), siendo que al ser enfermeros sólo estaban habilitados para realizar hisopados pero no para registrar los datos.

La sospecha apunta a que la pareja vendía los estudios a personas que querían salir del país pero no podían hacerlo al estar positivos de coronavirus, aunque la investigación está en pleno curso.

Al enterarse de la pesquisa en su contra, Alvarado y su pareja se entregaron en la jornada del lunes y fueron formalizados por 800 hechos de falsedad ideológica, por lo que arriesgan penas de 1 a 50 años de cárcel.

Temas relacionados: