Tiene várices

Gil Pereg fue llevado con una fuerte custodia al Hospital Central por una insuficiencia venosa

Tenía un turno programado y se preparó un amplio operativo para custodiarlo desde su salida del Hospital El Sauce, donde cumple la condena a perpetua por asesinar a su madre y a su tía en enero del 2019

El israelí Nicolás Gil Pereg, también llamado el "hombre gato", fue trasladado al Hospital Central por un problema de insuficiencia venosa crónica que padece en sus piernas. Fue acompañado por 8 custodios para garantizar su seguridad y la de las demás personas. Luego de ser atendido por especialistas, fue llevado nuevamente al Hospital El Sauce, donde permanece alojado mientras cumple su condena a perpetua por asesinar a su madre y a su tía en enero del 2019.

El turno estaba programado para el jueves a las 9 en el Hospital Central, donde fue evaluado por médicos del área vascular periférica, debido a que Gil Pereg, de 42 años, tiene un avanzado cuadro de várices en sus dos piernas.

En el interior del nosocomio indicaron que tuvo las esposas colocadas la mayor parte del tiempo y en ningún momento estuvo lejos de la vista de la custodia penitenciaria que debía garantizar que no hubiese ningún tipo de problema ni altercado.

nicolas gil pereg hombre gato traslado hospital central.jpg
Nicolás Gil Pereg fue trasladado al Hospital Central en un amplio operativo penitenciario para garantizar su seguridad y la de los demás.

Nicolás Gil Pereg fue trasladado al Hospital Central en un amplio operativo penitenciario para garantizar su seguridad y la de los demás.

►TE PUEDE INTERESAR: El doble asesino Gil Pereg fue llevado al odontólogo en un extremo operativo de seguridad

Le hicieron los estudios correspondientes y le indicaron que debe seguir con la medicación que toma para su insuficiencia venosa, además de tener que caminar para ayudar a la circulación de la sangre, especialmente en sus piernas.

Además, diagnosticaron que tiene una dermatitis y le dieron un tratamiento que debe cumplir, aunque a veces es difícil, especialmente porque se niega a bañarse con frecuencia.

Antecedentes de atención médica de Gil Pereg

En octubre pasado, el israelí condenado a perpetua por asesinar a su madre, Phyria Saroussy, y su tía Lily Pereg, tuvo que ser atendido por un odontólogo, debido a fuertes dolores en sus muelas.

Si bien el especialista atendía dentro del mismo neuropsiquiátrico El Sauce, su salida del pabellón penitenciario que funciona allí se hizo con un amplio despliegue de seguridad, en un operativo en que cual prohibieron la circulación de cualquier otro paciente o profesional dentro del predio hasta que Gil Pereg regresara a su habitación.

Gil Pereg (18).jpg
A pesar de estar estabilizado psquiátricamente, los traslados de Gil Pereg siempre se realizan con extremas medidas de seguridad. Imagen ilustrativa.

A pesar de estar estabilizado psquiátricamente, los traslados de Gil Pereg siempre se realizan con extremas medidas de seguridad. Imagen ilustrativa.

►TE PUEDE INTERESAR: Aunque fue dado de alta, Gil Pereg seguirá alojado en el neuropsiquiátrico El Sauce por decisión de la Justicia

A diferencia de la atención a otros detenidos, el odontólogo pidió especialmente que en este caso no le sacaran las esposas y que personal penitenciario se quedara dentro del consultorio mientras lo atendía. El problema o mayor temor con Gil Pereg es que no saben con certeza cómo podría reaccionar especialmente cuando le dicen cosas que no le gustan.

El especialista le indicó que el estado de sus muelas era terminal debido a la nula de higiene bucal y la única solución efectiva era hacer una cirugía para extraerlas. Ante este diagnóstico, el israelí se negó y pidió que solo le dieran antibióticos para calmar su dolor, pero es solo un paliativo temporal.

Luego de la atención con el odontólogo, Gil Pereg fue regresado a su habitación sin ningún tipo de problema. A pesar de estar dado de alta por los psiquiatras del nosocomio por estar estabilizado con medicación diaria, cumple su condena a perpetua en El Sauce por orden de la Justicia debido a que el Servicio Penitenciario no cuenta con un lugar especial para él en el penal, ya que no puede estar con contacto con el resto de la población carcelaria.

Gil Pereg y el doble homicidio de su madre y su tía

Phyria Saroussy y Lily Pereg llegaron a Mendoza el 10 de enero de 2019 para visitar a Nicolás, quien ya llevaba 10 años en la provincia.

Primero fueron a un departamento que habían alquilado en calle España a pocos metros de la Peatonal Sarmiento, en pleno centro mendocino, para dejar sus cosas; y luego salieron hasta la casa del hijo de Phyria, quien vivía en un predio en la calle Roca, justo frente al cementerio de Guaymallén.

El encuentro no resultó bien para las mujeres, ya que fueron asesinadas por el hombre dentro de su casa. Fue el mismo Nicolás Gil Pereg quien denunció la desaparición de las mujeres. Dijo que las había acompañado hasta la parada del colectivo y no supo más nada de ellas. Molesto, pedía en los medios de comunicación justicia y que las dos mujeres fueran encontradas con vida.

gil pered madre y tia Phyria Saroussy y Lily Pereg.png
Phyria Saroussy y Lily Pereg, las mujeres asesinadas en enero del 2019 por el israelí que se autopercibe

Phyria Saroussy y Lily Pereg, las mujeres asesinadas en enero del 2019 por el israelí que se autopercibe "hombre gato".

►TE PUEDE INTERESAR: Gil Pereg fue condenado a perpetua por matar a su madre y a su tía

Los pesquisas comenzaron a trabajar y todos los indicios los llevaban al predio del israelí, donde encontraron que vivía en condiciones muy precarias, rodeado de gatos, de sus excrementos, de desorden y mucha mugre.

Hicieron algunas inspecciones en su casa, hasta que lo detuvieron al encontrar una gota de sangre en una bolsa de cemento en el fondo de su propiedad. Al día siguiente, en un nuevo allanamiento en su propiedad, encontraron los cuerpos de las dos mujeres enterradas en el fondo, bajo una construcción.

nicolas gil pereg 3.jpg
Antes de su detención, Gil Pereg se sacó una foto a metros de donde había enterrado los cuerpos de su madre y su tía en su predio de Guaymallén.

Antes de su detención, Gil Pereg se sacó una foto a metros de donde había enterrado los cuerpos de su madre y su tía en su predio de Guaymallén.

En noviembre del 2021, Gil Pereg fue declarado culpable por un jurado popular, y fue sentenciado a prisión perpetua por los dos crímenes.