Aberrante crimen con sacrificio ritual incluido conmocionó a Santa Fe este fin de semana. En Amenábar fue hallado el cuerpo de un hombre sin cabeza enterrado en un basural frente al santuario de San la Muerte.

Según indicaron los investigadores la víctima es Marcos Correa, un hombre de 39 años que estaba desaparecido desde hace dos semanas. El portal Sin Mordaza publicó que además de faltarle la cabeza, el cuerpo no tenía el corazón.

Te puede interesar...

"Nunca, en mis 15 años de ejercicio como fiscal, me había tocado investigar un crimen tan aberrante, cometido con tanto odio y tanta saña. Esto es el mal en estado puro, no es locura, es una opción consciente por el mal", indicó el fiscal de Rufino, Eduardo Lago después del hallazgo del cuerpo de Correa.

Una persona confesó el asesinato apenas días después de la desaparición del hombre. El detenido aportó detalles del aberrante crimen pero el cuerpo fue hallado gracias al llamado de un testigo clave.

Según revelaron los testimonios, el hombre detenido era un adorador público de San la Muerte. Al parecer eran del mismo pueblo y no tenían relación entre sí pero sí con el entorno.

"Todavía nos preguntamos por qué lo mataron. Yo lo asocio a un ritual por la forma en el que lo hicieron", sostuvo el tío de la víctima.

"Lo venían amenazando que lo querían matar. Pensaba irse. Le confesó a un compañero de trabajo que se había mandado una cagada y tenía miedo", agregó el testigo.

El sospechoso ahora se negó a declarar ante la Justicia y permanecerá detenido. El fiscal aseguró que siguen trabajando para “consolidar las pruebas necesarias para pedir una condena, que podría ser perpetua, porque estamos hablando de homicidio agravado”.

La adoración a San la Muerte

San La Muerte también es conocido como el Señor de la Buena Muerte, San Esqueleto, Ayucaba, Señor que Todo Lo Puede, San Severo de la Muerte o El Santito. Es un culto pagano que fundamentalmente tiene asidero en el norte de Argentina.

Según creen los fieles, a él se puede recurrir para interceder ante Dios en medio de la adversidad para que les brinde la gracia que necesita en ese momento. La diferencia con cualquier otro Santo es que a San la Muerte se le puede pedir que interceda para hacer algún daño.

san la muerte aberrante crimen 1.jpg
Aberrante crimen y sacrificio ritual: fue decapitado y destripado para ofrecerlo a San la Muerte

Aberrante crimen y sacrificio ritual: fue decapitado y destripado para ofrecerlo a San la Muerte