Domingo, 19 de febrero de 2017

En 2016 se duplicaron los accidentes en alta montaña con camiones

Ya se había advertido en diciembre pasado de la situación vial que se vivía en el corredor bioceánico. Pero los antecedentes son antiguos: en el '96 y '97, los peores

En diciembre del 2016 salía a la luz que "los accidentes con camiones en alta montaña se duplicaron". Justamente, se precisaba que en promedio no eran más de seis las colisiones anuales, pero que durante 2016 se habían registrado 12, que dejaron como saldo dos muertos y 16 heridos. Se ponía así en evidencia lo que pasaba en alta montaña. Algo que toma más relevancia que nunca porque Mendoza sufrió la peor tragedia vial de su historia. Una historia que tiene muchos casos para contar, sobre todo en el corredor bioceánico.RepasemosEl 4 de agosto de 1996, dos soldados murieron y diez resultaron heridos al volcar un camión Unimog.
Los militares se dirigían a nuestra ciudad para ser parte de la celebración del Día del Montañés.
El accidente ocurrió a la altura del kilómetro 1.119, en Uspallata, cerca del Cerro Negro. El camión que pertenecía al Regimiento de Infantería de Montaña 16 chocó contra la montaña y volcó.
El 30 de septiembre de 1997 fallecieron seis jubilados chilenos y otros 42 resultaron heridos.
El siniestro se produjo entre un colectivo que desde Chile trasladaba a un contingente de jubilados rumbo a Uruguay y un camión.En ese entonces, el accidente fue considerado como el más grave de los ocurridos en la ruta internacional N°7. El choque frontal ocurrió a la siesta, a la altura de Potrerillos. Ese día llovía.Aunque no ocurrió en zona cordillerana, el recuerdo más cercano que viene a la memoria de la mayoría al pensar en tragedias viales es el accidente en el que se murieron 16 personas tras chocar un camión contra un micro en San Martín.
Para los empresarios transportistas, las rutas se encuentran en un estado "aceptable" pese a derrumbes ocasionales y al puente militar que suple temporalmente el que se derrumbó por el alud. Explican que los siniestros son consecuencia de fallas humanas: choferes extranjeros que desconocen la ruta o tienen un bajo nivel de conducción.

Más noticias