Hace una semana, Lucas Flores (23) fue apuñalado frente a una dependencia policial a plena luz del día. Por el crimen en Las Heras quedó sospechado un adolescente de 16 años, quien recibió una dura imputación este viernes ya que la primera versión judicial apunta a que se trató de un asalto.

Lo que se sospechaba en la investigación, quedó plasmado esta mañana en el expediente penal. El menor de 16 años que está sindicado en el hecho de sangre fue imputado por homicidio criminis causa, es decir, matar para ocultar otro delito -en este caso el robo-.

Te puede interesar...

El fiscal de menores Gustavo Farmache lo notificó este viernes del cambio de calificación. Si bien es un delito que prevé prisión perpetua, esta pena no se puede aplicar a menores de edad. El sospechoso del asesinato y el asalto quedará alojado en una institución -probablemente el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil- hasta que se realice un juicio.

Si se le declara la responsabilidad penal bajo la actual calificación, recibirá una pena temporal de años de prisión y quedará alojado en el ex COSE hasta cumplir la mayoría de edad y ser trasladado a una penitenciaría.

Crimen en Las Heras

Lucas Flores fue apuñalado cerca de las 10 del viernes pasado frente a la Distrital de Seguridad VI, una dependencia policial ubicada en calle José Maria Godoy, a metros de la esquina con San Martín. Los uniformados vieron correr al menor de edad y detrás suyo al chico de 23 años.

Embed

Testigos señalaron que la víctima estaba utilizando su teléfono celular cuando el asaltante se lo arrebató. En ese forcejeo, le propinó una puñalada en el abdomen que le terminó quitando la vida minutos después. El menor de 16 años fue detenido a los pocos segundos por los policías que estaban en el lugar.