Policiales Jueves, 27 de septiembre de 2018

Confirmaron la prisión perpetua por los tres asesinos de un policía

La Corte ratificó el fallo de primera instancia contra Porteñito Ibañez, Buba Reina y Negro Rosas, quienes ultimaron al efectivo Jorge Lorenz en Maipú a mediados de 2015.

La Justicia de Mendoza dejó firme la sentencia contra los tres jóvenes que asesinaron a un policía a mediados de 2015 tras frustrar un asalto que intentaron cometer en una vivienda ubicada en el departamento de Maipú.

La Suprema Corte de Justicia rechazó la apelación que había presentado los abogados defensores y confirmó las penas de prisión perpetua para Emiliano Porteñito Ibáñez (24), Jesús Buba Reina Flores (27) y Matías Negro Sonrisa Rosas (28).

Los ministros José Valerio, Mario Adaro y Pedro Llorente le bajaron el pulgar a los planteos defensivos y, tal como había solicitado el fiscal adjunto Gonzalo Nazar, dejaron firme la condena a la máxima pena que contempla el Código Penal que se había ventilado en primera instancia.

Tanto la defensora oficial Silvina González -representante del Porteñito- como el abogado Ricardo Sánchez -por Flores y Rosas- habían esgrimido distintos argumentos en una audiencia oral que se realizó a fines de agosto pasado. Nada de eso prosperó y ahora el fallo quedó firme, aunque todavía pueden presentar un recurso extraordinario ante la Corte nacional.

El efectivo fue asesinado en junio de 2015.
El efectivo fue asesinado en junio de 2015.

El caso

Cerca de las 20 del 18 de junio de 2015 un grupo de ladrones ingresó a una propiedad ubicada en el barrio Coronel Barcala, en Maipú. Allí hay una vivienda y funciona también una gomería. El propietario y su hija fueron encañonados y reducidos.

En medio del golpe delictivo, los policías Jorge Lorenz y Héctor García llegaron tras una alerta que realizó un vecino al 911. Los uniformados redujeron a tres delincuentes que estaban en el lugar, aunque uno logró zafarse y desató un tiroteo entre las dos partes.

Uno de los ladrones, Gonella, y el policía Lorenz perdieron la vida en el lugar. El otro uniformado también recibió lesiones de arma de fuego pero logró salvar su vida.

El 30 de junio, Negro Sonrisa se entregó ante la Justicia. El 4 de julio fue capturado Porteñito Ibáñez en San Luis. Buba Flores cayó el 24 de julio de ese mismo año. Los tres fueron condenados a prisión perpetua el 23 de agosto pasado. La Justicia también determinó que sea investigado el hermano de Gonella, quien estuvo detenido en un primer momento de la pesquisa pero luego quedó desvinculado.