Policiales Martes, 17 de abril de 2018

Chica abusada: "Al ser una menor de 15 años se considera un embarazo de riesgo"

Tiene 15 años y la embarazó su padrastro según denunciaron ella y su madre. El presunto violador quedó detenido el mismo día de la denuncia.

Convivió con ella durante bastante tiempo, mientras fue la pareja de su madre. En ese lapso habría abusado de la adolescente varias veces, hasta que tras separarse de la mujer, el viernes pasado la chica de sólo 15 años se animó a contarle de las vejaciones a su madre y juntas lo denunciaron en la Justicia.

Con esa constancia, las enviaron al hospital Lagomaggiore para examinar a la víctima y allí confirmaron que la chica, que tendría un leve retraso mental, cursa el cuarto mes de embarazo. El agresor, un hombre de 39 años, fue detenido e imputado, pero como habría intentado quitarse la vida se lo alojó en un psiquiátrico "hasta que se estabilice".

El caso que conmovió a Mendoza, una vez más, se destapó el viernes cuando cerca de las 15 la adolescente y su madre llegaron a la guardia de ese hospital.

El objetivo era que los médicos pudieran revisarla para constatar las lesiones que le pudieron provocar los abusos, pero así descubrieron que cursaba ya 16 semanas de embarazo. Al parecer, ni la chica ni su madre lo sabían.

Mientras la revisaban, la madre de la víctima habría dicho que temía que el agresor las hubiese seguido hasta el hospital y lo describió, por lo que fue detenido allí mismo por personal de seguridad privada y policías y quedó a disposición de la Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de Cecilia Bignert.

De riesgo

"Al ser una menor de 15 años se considera un embarazo de riesgo, por lo que se decidió dejarla internada para monitorearla y para evaluar su estado de embarazo, pero su estado de salud general es bueno. Está contenida por distintos profesionales y acompañada de su mamá", confirmó Mario Bustos Guillén, el director del Lagomaggiore.

"Al ser una menor de 15 años se considera un embarazo de riesgo, por lo que se decidió internarla para monitorearla y evaluar su embarazo" (Mario Bustos Guillén, director del Lagomaggiore).

"Al ser una menor de 15 años se considera un embarazo de riesgo, por lo que se decidió internarla para monitorearla y evaluar su embarazo" (Mario Bustos Guillén, director del Lagomaggiore).

Además de los controles ginecológicos y clínicos, a la adolescente la evaluaba también el equipo de Salud Mental, porque la información de su entorno aseguraba que tenía un leve retraso mental.

"Ahora estamos a la espera de los resultados y también del informe de salud mental y sociológico, pero por su buen estado de salud es posible que esta semana sea dada de alta", adelantó Bustos Guillén.

No trascendió si la joven abusada o su madre hubiese hablado de querer ponerle fin al embarazo fruto de las vejaciones. De ser así se abriría aquí un nuevo debate judicial al respecto.

Internado en un psiquiátrico

El padrastro, de quien sólo se sabe que tiene 39 años y que ya no era la pareja de la madre de la chica abusada, fue imputado por la fiscal Bignert del delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado por la situación de convivencia".

En principio se lo alojó en una celda policial, pero según fuentes consultadas allí habría intentado quitarse la vida, por lo que desde el Cuerpo Médico Forense aconsejaron internarlo en un hospital psiquiátrico "hasta que se estabilice".

Hasta el lunes permanecía en el hospital El Sauce con custodia policial, y desde ese sitio podría ser trasladado directamente a la Penitenciaría, si se confirma que es imputable.

Un ADN revelador

Una prueba irrefutable que confirme el abuso sexual denunciado sería poder cotejar el ADN del acusado con el del bebé en gestación, pero aún la fiscal no habría solicitado esta pericia, considerada invasiva en medio del embarazo. Si la adolescente y su madre decidieran continuar con el embarazo, este cotejo se podría hacer una vez que se produzca el nacimiento.

Dejanos tu comentario