Estuvieron varias semanas prófugos, ofrecieron entregarse a cambio de la libertad pero finalmente los detuvieron. Dos primos están imputados por dos causas de abuso sexual en Maipú cuyas víctimas son dos integrantes del clan familiar. Ahora, los investigadores quieren que continúen alojados en el penal mientras avanzan las pesquisas.

Los sospechosos -se reservan sus identidades- fueron detenidos por las autoridades policiales el 3 de agosto pasado, tras mantenerse en la clandestinidad durante la primera mitad de año. En ese semestre, sus abogados ofrecieron entregar a los jóvenes a cambio de que mantengan la libertad en la investigación, pero recibieron respuestas negativas primero de fiscal Darío Nora y luego de una jueza. Finalmente, los terminaron capturando los policías.

Seguir leyendo

Los primos fueron imputados por tres hechos de abuso sexual con acceso carnal agravados y arriesgan una pena de 8 a 50 años de prisión. El fiscal Nora ya solicitó la prisión preventiva, la cual se discutirá ante un juez el próximo viernes, según adelantaron fuentes judiciales.

Abuso sexual en Maipú

A fines de 2020 una joven de 25 años realizó una denuncia donde aseguró que su hija, de 10 años, había sido abusada sexualmente. Al parecer, la niña le comentó lo ocurrido a una compañerita del colegio y así fue que se enteró su progenitora. Los apuntados fueron dos primos del esposo de la madre. Todo el clan familiar vive en un terreno ubicado en Coquimbito que está compuesto por varias viviendas.

Al radicar la denuncia, la propia madre de la menor dijo que también fue violada hace algunos años por los dos sujetos al mismo tiempo.

Se inició una investigación a cargo del fiscal de Delitos Sexuales Darío Nora quien recolectó las primeras pruebas y ordenó la captura de los dos sospechosos -se reservan sus identidades-. Sin embargo, se encontró con que los jóvenes -que también son primos entre sí- se habían fugado.

Temas relacionados: