Un predio donde viven varios integrantes de una familia. Una denuncia en diciembre pasado que detonó todo. Tres causas por abuso sexual en Maipú que buscan esclarecer si una joven y su hija fueron violadas por dos de sus primos.

El oscuro entramado familiar tiene como escenario un terreno en Coquimbito compuesto por varias viviendas. En una de ellas vive una mujer de aproximadamente 25 años. En los últimos días de 2020 se presentó ante la Justicia y realizó una grave denuncia.

Te puede interesar...

La joven detalló que su hija, de 10 años, le dijo a una compañerita del colegio que había sido abusada sexualmente en al menos dos ocasiones. La madre se enteró al hablar con la progenitora de la otra nena. Los apuntados como autores son dos jóvenes que también viven en el predio y que son primos del marido de la joven.

Al radicar la denuncia por el abuso sexual en Maipú, la propia madre de la menor dijo que también fue violada hace algunos años por los dos sujetos al mismo tiempo.

Se inició una investigación a cargo del fiscal de Delitos Sexuales Darío Nora quien recolectó las primeras pruebas y ordenó la captura de los dos sospechosos -se reservan sus identidades-. Sin embargo, se encontró con que los jóvenes -que también son primos entre sí- se habían fugado.

Días después se presentó un abogado particular y ofreció entregarlos a cambio de que mantengan la libertad, pero esto fue negado en primera instancia por el propio fiscal y este martes en segunda ocasión por la jueza Carolina Colucci.

En caso de que sean detenidos, serán imputados en las tres causas por abuso sexual en Maipú que existen en contra de ellos. Algunos vejámenes están agravados por la participación de dos personas, por acceso carnal y por ser gravemente ultrajante.

Mientras esperan capturarlos, la investigación avanza con las pericias psicológicas en busca de determinar si la pequeña puede declarar en cámara Gesell. Un informe médico detectó que tenía signos de abuso, aunque no fue de todo contundente, según detallaron fuentes judiciales.