La causa por presuntas coimas en la Justicia Federal a cambio de favorecer a presos tiene una nueva arista: la pata policial. Dos efectivos fueron detenidos en la jornada de este martes y están acusados de integrar la banda que lideraría el juez federal Walter Bento.

Moschetti, conocido como Moncho, es comisario y hasta hace unos días era el jefe de Narcocriminalidad en el Valle de Uco. Luego lo trasladaron a la Comisaría 20 de Tupungato cuando sus propios jefes de Lucha contra el Narcotráfico detectaron irregularidades en su accionar -ver más abajo-.

Para el fiscal de la causa de las coimas, Dante Vega, Gabriel Moschetti mantenía relaciones con dos integrantes de la asociación ilícita: el asesinado Diego Aliaga y el presunto narcotraficante Walter Bardinella Donoso.

Incluso, Moschetti los había registrado a ambos como informantes de la Policía en los registros que lleva la Fuerza.

diego-aliaga.jpg
Para el fiscal, Diego Aliaga era la mano derecha de juez Walter Bento.

Para el fiscal, Diego Aliaga era la mano derecha de juez Walter Bento.

Según la nueva imputación, el Moncho les pasaba datos sobre allanamientos, tanto a Aliaga como a Donoso, y hasta habría permitido la fuga de 6 sospechosos de una de las causas donde se habrían pagado coimas.

Pero lo que terminó de comprometerlo es que intentó acceder y manipular el celular de Bardinella Donoso luego de ser detenido el 6 de marzo de 2020. Justamente ese teléfono es clave en la megacausa de las coimas ya que develó el intercambio de mensajes entre varios integrantes de la banda.

Walter Eduardo Bardinella.jpg
Walter Bardinella Donoso, acusado de narcotráfico.

Walter Bardinella Donoso, acusado de narcotráfico.

Con respecto a Martín Bazan, quien es principal y presta servicios en la Policía Vial de Guaymallén, se cree que ofreció 10 mil pesos a un colega suyo a cambio de no reconocer al Chileno Pepsi en una rueda de personas. Este último sujeto, que se llama Juen Henry Gaete, está detenido en una causa por tráfico de 27 kilogramos de cocaína.

La casa de Bazan y de Moschetti, ubicadas en Godoy Cruz y Tunuyán respectivamente, fueron algunos de los domicilios allanados en la jornada de este martes con la segunda ola de imputaciones en la causa contra el juez Walter Bento.

Seguir leyendo