Policiales Miércoles, 19 de septiembre de 2018

Caso Janet: ¿qué pena pidieron la fiscal, la familia Zapata y el acusado Quiroga?

Este miércoles comenzó la etapa de alegatos en el proceso que busca esclarecer el asesinato de la joven de 29 años, ocurrido hace dos años.

Sin mayores sorpresas, comenzó la recta final en el juicio por el asesinato de Janet Zapata (29), baleada y enterrada en El Algarrobal hace dos años. Tal como estaba previsto, la parte acusatoria solicitó prisión perpetua para el principal sospechoso, su pareja Damián Minati (31).

La fiscal Daniela Chaler fue la primera en usar la palabra este miércoles. Consideró que es "indiscutible" que la víctima desapareció el 21 de septiembre de 2016 tras estar en La Barraca con su marido, que el cuerpo fue hallado cinco días después en esa localidad de Las Heras y que fue ultimada de dos disparos de un revólver calibre 22 largo.

La magistrada manifestó que el crimen "no fue un arrebato", tal como había confesado Minati durante el juicio, sino que "fue planeado con anterioridad". "Declaró casi obligado por las pruebas y porque hay otras dos personas que tiene atada su suerte. Minati intenta hacernos creer un relato para hacer caer los agravantes del hecho y probar que fue en circunstancias atenuante, pero no fue respaldado por ningún testigo", argumentó.

Esta hipótesis la fundó en que la pareja de Janet Zapata ya le había ofrecido a los otros dos imputados dinero para cometer el hecho, aunque se negaron.

La representante del Ministerio Público Fiscal teorizó que Claudio Quiroga (31) fue quien hizo el pozo sabiendo que era para un cadáver y luego Minati y Juan Orlando Manzano (42) lo agrandaron. "Manzano sabía lo que hizo su amigo, no lo denunció y ordenó a Quiroga a hacer el pozo", agregó.

Foto: Maximiliano Ríos / Diario UNO
Foto: Maximiliano Ríos / Diario UNO

En base a esto solicitó prisión perpetua para el principal sospechoso como autor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, por el vínculo y por mediar violencia de género, calificación que había anticipado en la jornada anterior del juicio. Con respecto a Quiroga y Manzano, los consideró partícipes secundarios del hecho y pidió 13 y 14 años de prisión, respectivamente.

Distinta fue la teoría del abogado querellante, Lucas Lecour. En su alegato pormenorizó las contradicciones entre las declaraciones de los imputados y las pruebas que se vertieron a lo largo del debate oral y público. "El testimonio de Minati estuvo preparado para mejorar su situación y liberar de responsabilidades a los otros dos acusados. Tiene muchos baches", dijo.

"Días antes ofreció 15 mil pesos a dos personas para cometer el hecho. Es imposible que Quiroga haya desconocido los motivos para los cuales lo mandaron a hacer un pozo. Incluso este último le contó a su pareja que se había mandado 'una cagada' antes de que la desaparición de Janet tomara estado público", esbozó el letrado de la familia Zapata.

Con respecto a un supuesto estado de emoción violenta que intentó hacer suponer Minati en su declaración, opinó que "las conductas posteriores al hecho hacen descartar esto".

Finalmente, consideró que la pareja de Zapata fue instigador del hecho y los otros dos sospechosos fueron los autores. Pidió prisión perpetua para los tres por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, por el vínculo, por mediar violencia de género y por el pago o promesa remuneratoria.

Foto: Nicolás Bordón / Diario UNO.
Foto: Nicolás Bordón / Diario UNO.

El último turno de la jornada fue para la representante de Quiroga, Ximena Morales. La defensora de pobres y ausentes reforzó la hipótesis de que el hombre realizó el pozo creyendo que sería utilizado para arrojar basura y no para ocultar un cadáver.

"Quiroga trabajaba haciendo changas en el lavadero de papas de Manzano. A él le piden que haga un pozo para tirar residuos y va y lo hace. Hay diferencias en las declaraciones de los tres imputados, pero Quiroga se entregó a la Justicia y rápidamente insistió en declarar porque clamaba su inocencia. Vomitó toda la información", alegó.

La magistrada solicitó dos años de prisión para su defendido por encubrimiento agravado y por otra causa de violencia de género contra su expareja que también se ventila en este juicio.

Los alegatos culminarán en la tarde del próximo viernes con los defensores de Minati y Manzano, Lucas Soler y Esteban Girone, respectivamente. Luego, el Tribunal presidido por Jorge Coussirat se tomará un cuarto intermedio y cuando se reanude el juicio se escuchará la última palabra de los acusados y la sentencia.