Los investigadores siguen todos los rastros posibles de Florencia Romano, la adolescente de 14 años de quien no se sabe nada desde el sábado. Analizan sus últimos movimientos para saber dónde y con quiénes estuvo. El martes capturaron a una pareja que estuvo con ella el día de su desaparición.

La preocupación sobre la joven aumenta cada minuto que pasa y nada se sabe sobre ella. Sus padres hicieron la denuncia el domingo en la tarde, luego de no saber dónde estaba Florencia y no lograr comunicarse con su celular.

Te puede interesar...

La última novedad que obtuvieron fue que el sábado estuvo en la casa de una pareja, de 28 y 33 años, en Maipú, a quienes conoció a través de Instagram. Debido a las sospechas de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien lleva adelante la investigación, los dos quedaron detenidos.

caso Florencia Romano2.jpg

Los pesquisas llegaron a la pareja luego del relato de algunos testigos que la vieron en la zona de Maipú, también por el registro de la tarjeta SUBE de la joven, y otros elementos precisos que la ubicaron en el lugar, y allanaron una casa ubicada en un pasaje sobre calle Padre Vázquez.

El hombre de 33 años sostuvo que habían conocido a la joven por Instagram y que el sábado la invitaron a su casa, donde estuvo toda la tarde. Aseguró que alrededor de las 19 la acompañó hasta una parada de colectivos para que regresara a su casa.

Este relato no convenció a los investigadores quienes saben que el último registro del celular de Florencia fue pasadas las 19, y nadie más habría tenido contacto con ella. Además, su tarjeta SUBE no tiene otro movimiento.

De la casa secuestraron los celulares de los sospechosos, los cuales son analizados. Además, habrían encontrado mensajes de Florencia con la pareja en su perfil de Instagram.

Desesperación

José Romano contó que el sábado al mediodía Florencia salió de su casa de Rodeo de la Cruz, en Guaymallén, y les dijo que se iba a la casa de una amiga del colegio con quien realizó tareas virtuales durante la pandemia.

Sus padres, confiados, la dejaron ir sin pensar que la joven de 14 años corría algún peligro.

Florencia Romano portada.jpg

Pasadas las 19, José le mandó mensajes a su hija, pero como no respondía la llamó, pero no logró comunicarse. Pensaron que llegaría más tarde o que quizá se quedaría a dormir en la casa de su amiga.

Pero el domingo, cuando nada se sabía de ella, comenzaron a consultar entre sus amigas y docentes del colegio, y nadie sabía nada.

Antes de perder más tiempo, hicieron la denuncia para que se comenzara con la búsqueda. El lunes hicieron un corte en Rodeo de la Cruz en reclamo de la búsqueda de Florencia, y finalmente la causa cayó en manos de la fiscal Claudia Ríos, quien investiga los movimientos y todos los registros que pueda haber sobre la adolescente.